Inicio | Noticias | “Es necesario crear un nuevo paradigma de ahorro colectivo”
Noticia, 
Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA

“Es necesario crear un nuevo paradigma de ahorro colectivo”

Mercado

“El trabajador español de dentro de 15 o 20 años debe ser un trabajador atento a sus necesidades de diferimiento de renta, buen conocedor de las alternativas que tiene delante, con capacidad de juicio y conciencia de los objetivos que persigue. Un trabajador que se mueva en un entorno mucho más transparente y eficiente que el actual, en el que se sienta cómodo y en el que sus decisiones sean por ello relevantes”.

Este es el camino que, en opinión de Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, debe guiar la reforma del Estado del Bienestar en general, y de las pensiones en particular. Para ello, abogó ayer por un diálogo entre todas las partes con el foco puesto en desarrollar el segundo pilar de la previsión social, “y cómo queremos construirlo”. Es precisamente esta ausencia de un sistema de ahorro en las empresas lo que diferencia a España de otros países de nuestro entorno europeo.

“La diferencia entre nosotros y esos países no son nuestras rentas. Es el hecho de que nosotros no tenemos sistemas coordinados y establecidos de segundo pilar”, remarcó González de Frutos en su ponencia ayer en una jornada sobre pensiones. Muchos de estos países, remarcó, “tienen sistemas de este tipo dotados de diferentes niveles de obligatoriedad”.

Ofrecer soluciones “sencillas en su explicación a los ciudadanos”

Ante este reto, los gestores del ahorro “debemos responder ofreciendo soluciones técnicamente todo lo complejas que se quiera, pero sencillas en su explicación y comprensión por parte de los ciudadanos”, pues no se construirá un pilar de ahorro “a base de complejas fórmulas que lleven en su seno la semilla del descontento del ahorrador”.

Además, añadió, Administración, grupos políticos y gestores, “debemos aunar esfuerzos en pro de la transparencia del sistema y la mejora de la educación financiera, para así mejorar la capacidad de los particulares a la hora de moverse por el mundo del ahorro”. En cuanto a los interlocutores sociales, su responsabilidad es amparar todo este proceso, “asumiendo el concepto de que es necesario crear un nuevo paradigma de ahorro colectivo; que es necesario generar un sistema de bienestar multipilar, más equilibrado, lo cual quiere decir más sólido y resistente”.