Inicio | Noticias | «Es maravilloso el mundo que se nos plantea»
Borrador automático
Noticia, 
Ana Paz Martínez, dirección Técnica Multirriesgos en Aegon España

«Es maravilloso el mundo que se nos plantea»

ProtagonistasREDEWI

Con más de 30 años en el sector asegurador pasando por mutuas y compañías con distintas responsabilidades, Ana Paz Martínez, que está al frente de la dirección Técnica Multirriesgos en Aegon España, hace balance del pasado y ve con gran entusiasmo el futuro del sector. “Es maravilloso el mundo que se nos plantea, las múltiples opciones disponibles para adaptar el trabajo a cada necesidad personal, con importantes ventajas para las compañías, tanto de coste como para atracción de talento. Somos muy afortunados de trabajar en Seguros”, afirma en esta entrevista. Esta actuaria de profesión reconoce que “tenemos por delante un reto complejo pero posible, atraer a estas generaciones muy cualificadas, que tienen muy claro cómo quieren trabajar y dónde y que no dan por sentado nada, todo se puede cambiar”.

¿Cómo ha sido tu carrera profesional, qué balances haces de tu trayectoria profesional?

Creo que puedo estar muy satisfecha pues, en 30 años en este sector, he tenido la oportunidad de trabajar en seis empresas y aprender de grandes compañeros. Soy actuario de profesión, pasé los primeros 12 años como consultor externo de diversas mutuas y compañías. Después, asumí responsabilidades de dirección de equipos de producción, reaseguro, actuarios y técnicos, hasta desembarcar en Aegon hace siete años, donde compagino mis anteriores roles de actuario consultor y mánager. He tenido la oportunidad de trabajar en grandes multinacionales y en pequeñas empresas, lo que me ha permitido conocer lo mejor y lo peor de ambos mundos y tener una visión global.

«Conciliar para vivir»

En una época apasionante de transformación: ¿Cómo crees que están cambiando los modelos de trabajo en el actual entorno? ¿flexibilidad, trabajo híbrido/teletrabajo…?

Es maravilloso el mundo que se nos plantea, las múltiples opciones disponibles para adaptar el trabajo a cada necesidad personal, con importantes ventajas para las compañías, tanto de coste como para atracción de talento. Me parece que estamos dando pasos de gigante en los últimos años y somos muy afortunados de trabajar en Seguros que, en general, está respondiendo con decisión y avanzando a la vanguardia de la transformación. En Aegon, estamos disfrutando del teletrabajo incluso antes de la pandemia, se ha flexibilizado el entorno presencial y se han habilitado ayudas personales y metodologías de trabajo nuevas con el objetivo final de que los empleados podamos conciliar nuestras vidas y vivir la mejor versión de ellas.

¿Y cómo ayudan estas mejoras a retener y atraer el talento? ¿Y al sector asegurador en concreto para reforzar su apuesta por las nuevas generaciones?

Creo que tenemos por delante un reto complejo pero posible, atraer a estas generaciones muy cualificadas, que tienen muy claro cómo quieren trabajar y dónde y que no dan por sentado nada, todo se puede cambiar. Seguros es un sector estable, solvente, cualificado y perfecto para ser digitalizado y transformado al máximo, como requieren los nuevos profesionales. Y ya estamos viviéndolo.

¿Por qué prescindir de brillantes analistas de datos que, por ejemplo, quieran vivir en la costa porque su pasión es el surf? Estos son los trajes a medida que necesitamos, no los sastres con corbata…tenemos que dejar de lado la imagen de sector casposo, gente gris uniformada y contratos con letra pequeña. Eso es el pasado.

«¿Por qué prescindir de brillantes analistas de datos que, por ejemplo, quieran vivir en la costa porque su pasión es el surf? Estos son los trajes a medida que necesitamos, no los sastres con corbata… Eso es el pasado»

¿Cómo ves que ha cambiado el líder? ¿Virtudes?

El líder debe ser ejemplo de coherencia y estar al servicio del equipo. Para mí, un líder de hoy debe generar motivación e inspirar a su equipo para su desarrollo. Estimularlos intelectualmente y ser empático y cercano. En un escenario donde las organizaciones son cada vez más planas, los líderes naturales tienen más posibilidades de asumir retos y proyectos y visibilizar su trabajo, pertenezcan o no a la jerarquía que marca el organigrama.

Desde tu visión: ¿qué grandes retos crees que tiene el Seguro por delante a corto plazo?

Creo que estamos en el buen camino si nos guía la satisfacción del cliente. Somos una industria encorsetada por la legislación y muy profesional, con muchas capacidades y talento. Como en muchos otros sectores, no podemos perder el tren de las novedades tecnológicas y de la potencia del procesamiento de la información para conocer a nuestros clientes, ofrecerles las coberturas que realmente necesitan con un servicio ejemplar. Claridad en las pólizas y comunicaciones con nuestros clientes y agilidad en la gestión del siniestro, fácil de decir, pero no siempre se está consiguiendo. Creo que es el foco más urgente.

«Me llevo como reto personal la formación continua»

Has hecho el Programa Superior The Next Women Generation in Insurance: ¿cómo te ha ayudado este programa? ¿Qué enseñanzas te llevas? ¿algo que mejorar?

He tenido la fortuna de poder compartir muchas horas de enseñanzas y conversaciones valiosísimas con ponentes muy especiales, gente realmente ejemplar. Hemos analizado el papel de la mujer, sus retos y capacidades, y se han presentado temas muy interesantes de disciplinas muy variadas.

Me llevo como reto personal la formación continua, el cuidarse para cuidar, el autoconocimiento propio para ofrecer lo mejor de ti misma. Ha sido un placer compartir estas horas con mis compañeras del sector y felicito al equipo de INESE, que nos ha apoyado en todo momento y por favorecer un ambiente colaborativo, agradable y enriquecedor.

«Tenemos que sentir nosotras que podemos llegar a donde queramos»

¿Crees que es necesario seguir apostando por impulsar el talento femenino con medidas concretas o se está balanceando estos aspectos en las compañías?

Sí, definitivamente. No soy fan de las cuotas, pero han tenido y tienen su papel para derribar muros difíciles. Esta ventana histórica para acercar posiciones entre todos hay que aprovecharla al máximo. En el Sector somos un 53% de mujeres empleadas, y tan solo el 20% en puestos directivos. Tenemos que sentir nosotras que podemos llegar a donde queramos, con formación y sin miedo a que nuestras capacidades no sean las suficientes para desempeñar los retos que se nos presenten.

¿Opinas que las mujeres tienen más barreras y sesgos para hacer frente a la alta dirección? ¿cuáles crees que son las principales?

La legislación actual permite anular el sesgo tradicional de que las mujeres faltan a su trabajo cuando se quedan embarazadas o por el cuidado de los hijos. Envidio a mis compañeras más jóvenes cuando pueden disfrutar de las bajas maternales actuales junto con sus parejas y aplaudo cuando lo hacen mis compañeros al ser padres.  Además, los modelos de familia son cada vez más variados, no hay que contar con que las mujeres van a tener hijos siempre, pues ya no es así.

Otro sesgo importante es que no somos igual de ambiciosas y que queremos dedicar más tiempo a nuestra familia. Afortunadamente, creo que esto también cada vez es menos cierto, las nuevas generaciones tienen objetivos claros y no percibo tanta diferencia entre hombres y mujeres en ese punto. Todo es educación; los sesgos culturales cuesta anularlos, pero se debe trabajar en ello desde las familias y las empresas. Hay que seguir visibilizando a las mujeres que están en puestos directivos para que sirvan de referente a las profesionales más jóvenes, de ahí la importancia y trascendencia de la iniciativa #RedEWI.

«Hay que seguir visibilizando a las mujeres que están en puestos directivos para que sirvan de referente a las profesionales más jóvenes, de ahí la importancia y trascendencia de la iniciativa #RedEWI»

Adaptación y cohesión

¿Cuál es tu propia experiencia, algún consejo que ayudaría a mejorar la igualdad y diversidad en los equipos?

En mis equipos siempre he tratado de que todos fueran multitarea, no encasillarlos en sus funciones y que haya relevos efectivos. No siempre es posible, pero trabajar en esa línea permite ir puliendo los procesos, los controles, los cálculos. Todos ganan y es un ejercicio motivador y estimulante. Con esa premisa, la diversidad es un factor fundamental, porque supone unir perfiles muchas veces complementarios y favorece que fluyan maneras diferentes de trabajar. El equipo se vuelve más fuerte tras pasar por ese esfuerzo de adaptación y cohesión.

«La diversidad es un factor fundamental, porque supone unir perfiles muchas veces complementarios y favorece que fluyan maneras diferentes de trabajar»

¿Te resulta interesante? Compártela: