Inicio | Noticias | ¿Es la Covid-19 el ‘cisne negro’ del reaseguro global?
¿Es la Covid-19 el ‘cisne negro’ del reaseguro global?
Noticia, 

¿Es la Covid-19 el ‘cisne negro’ del reaseguro global?

Internacional

El sector de reaseguro global no cubrirá sus costes de capital (COC) en 2020, tal como le ha sucedido en los últimos tres años. Esta es la predicción que S&P Global Ratings realiza en su último informe y que le lleva a mantener su perspectiva negativa sobre la evolución del negocio.

El cómputo que realiza la agencia de calificaciones sitúa las pérdidas de las 20 principales reaseguradoras mundiales debido a la Covid-19 en unos 12.000 millones de dólares hasta el momento. Su pronóstico es que este grupo de entidades genere una ratio combinada del 103%-108% en 2020 y del 97%-101% en 2021, y un retorno sobre el capital (ROE) del 0%-3% y el 5%-8%, para estos dos años, respectivamente.

Pero no todo son malas noticias, la capitalización del sector sigue siendo sólida sin que se haya habido hasta ahora destrucción de capital al beneficiarse de los aumentos de capital registrados en 2020 y la recuperación del mercado desde los mínimos de marzo.

En cuanto a los precios, se constata un aumento en el reaseguro de No vida que se prolonga durante los últimos 18 meses como reacción a las pérdidas por catástrofes naturales y pandemias, así como por limitaciones de capacidad de retrocesión y capital alternativo. “Esperamos que el impulso positivo de los precios del reaseguro se mantenga en 2021”, señalan desde S&P Global Ratings. En cuanto a las reaseguradoras de vida, estas entidades se enfrentan a mayores pérdidas por el incremento de la mortalidad causada por la pandemia, “pero el impacto es manejable”.

La perspectiva negativa general anticipa revisiones de calificación a la baja para las reaseguradoras durante los próximos 12 meses. De hecho, hasta el 31 de agosto, el 17% de las calificaciones de las 40 principales reaseguradoras tenían ya una perspectiva negativa.

Cisnes negros en economía

En su libro de 2007, ‘El cisne negro’, Nassim Nicholas Taleb acuñó el término “un evento de cisne negro” para un evento tan catastrófico como impredecible. Si la pandemia lo es o no, lo cierto es que en los primeros seis meses de 2020, las 20 principales reaseguradoras mundiales informaron de pérdidas multimillonarias debido a la crisis desatada por el nuevo coronavirus, aunque al mismo tiempo constituye un evento de ganancias para la industria si se considera de manera independiente.

Combinado con otras fuentes de pérdidas, en particular las catástrofes naturales y la volatilidad del mercado de capitales -incluidas las pérdidas de inversión-, el sector podría sufrir pérdidas durante el año. Por lo tanto, para la agencia de calificación, la suma de estas pérdidas podría convertirse en un evento de capital para el sector en 2020.

Reconocemos el alto grado de incertidumbre con respecto a la tasa de propagación y el pico del brote de coronavirus, además el potencial de una segunda ola en el otoño. También hay incertidumbre en torno a la forma de la recuperación, cómo reaccionarán la economía y los consumidores a varios estímulos, y si volveremos a revisar los mínimos del mercado y la volatilidad que vimos en marzo de este año. Además, el riesgo de una intervención legal, regulatoria y legislativa que redefina los términos de cobertura sigue latente para el sector en el corto plazo”, concluye el informe.

XXXVIII Encuentro Intereuropeo de Reaseguros