Inicio | Noticias | «Es el momento de un modelo productivo que aproveche las oportunidades de vivir más años»
“Es el momento de un modelo productivo que aproveche las oportunidades de vivir más años”
Noticia, 
Antonio Huertas, presidente de MAPFRE

«Es el momento de un modelo productivo que aproveche las oportunidades de vivir más años»

Fundación MAPFRE crea el Centro de Investigación Ageingnomics y presenta el I Barómetro del Consumidor Sénior
BDSEmpresasMercado

Ayer se presentó en Madrid el Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación MAPFRE cuyo objetivo es promover el estudio y la divulgación de la llamada ‘generación de las canas’; personas entre los 60 los 75 años, que en general cuentan con salud y calidad de vida para seguir aportando a la sociedad su talento, trabajo social y capacidad de consumo.

Este Centro y el primer estudio que se impulsa desde él, el I Barómetro del Consumidor Sénior, se ha presentado en un acto que ha contado con la participación de Antonio Huertas, presidente de Fundación MAPFRE, y Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Antonio Huertas ha subrayado que Ageingnomics es un concepto “positivo” ligado a las oportunidades. “Somos un país afortunado porque somos uno de los más longevos del mundo. En apenas dos décadas, un tercio de la población será mayor de 65 años y tendrá salud para vivir con plena capacidad de ocio y de consumo en la mayoría de los casos. El Centro de Investigación nace precisamente para ayudar a gestionar esa riqueza, para impulsar los debates que permitan a nuestra sociedad adaptarse en positivo a la realidad que viene. Es el momento de construir un nuevo modelo productivo que aproveche las oportunidades de vivir más años”.

“El estrés de las pensiones requiere un esfuerzo de ahorro complementario desde todo tipo de fuentes”

«La atención a los mayores requiere modular ofertas en políticas públicas distintas y más amplias y afianzar también vínculos con instituciones privadas con esa perspectiva de edad”, remarcó por su parte Ribera. Y es que, reseñó la ministra, en “esta vida precipitada se olvida a veces el agradecimiento a la tarea de toda una vida de nuestros mayores, por los que disfrutamos de un sistema moderno de salud pública, pensiones o infraestructuras”.

En este sentido Huerta añadió: “El estrés del sistema de pensiones requiere un esfuerzo de ahorro complementario desde todo tipo de fuentes, sin excluir ninguna posibilidad. El envejecimiento es algo transversal, afecta a urbanismo, modelos educativos o la salud. Por eso, debe llevar a las Administraciones Públicas a contemplar medidas en relación con la conectividad, el transporte o la brecha digital”.

Fundación MAPFRE crea el Centro de Investigación Ageingnomics y presenta el I Barómetro del Consumidor Sénior

Por su parte, Juan Fernández Palacios, CEO de MAPFRE Vida, e Iñaki Ortega, director de Deusto Business School Madrid, han dirigido el I Barómetro del Consumidor Sénior y han presentado los principales datos del trabajo. “Nuestro objetivo es conseguir que España lidere la estrategia mundial para convertir la longevidad en empleo y actividad económica”, ha destacado Fernández Palacios.

Del estudio se revela un perfil muy claro de nuestros mayores: cuentan con poder adquisitivo, son propietarios de una vivienda, disponen de capacidad de ahorro y son optimistas frente a su situación futura. También se consideran personas tecnológicas, que viajan y que cuidan su alimentación, y reconocen que prefieren seguir viviendo en sus hogares, que esperan aumentar su gasto en 2021, y algo muy positivo, que están preparados para vivir más y mejor.

Una vejez más igualitaria

El trabajo, resultado de una encuesta a 1.100 mayores de 55 años en España, revela que el 55% de los consumidores sénior vive en hogares en los que al menos dos personas aportan ingresos mensualmente, un dato que refleja la existencia de una generación más igualitaria debido a la incorporación de la mujer al mercado laboral. Esto hace posible que sea un colectivo con un mayor poder adquisitivo y que los ingresos por hogar sean mayores que en generaciones previas. Actualmente, en el 44,1% de estos hogares hay una persona que aporta ingresos; en el 46,7%, hay dos, y tan solo en el 6% de los casos, existen tres.

Otra de las conclusiones es que la práctica totalidad de la generación Silver (90%) vive en estos momentos en una casa de su propiedad y un porcentaje muy elevado, 74%, lo hace, además, sin préstamos ni hipoteca, una cifra que contrasta con el 16% de los mayores cuyo régimen de vivienda es una propiedad con hipoteca o préstamo; alquiler a precio de mercado (5%), y alquiler protegido o alojamiento gratuito (2%), entre otras opciones.

Además, un alto porcentaje (82%) prefiere seguir viviendo en sus hogares y no se plantea trasladarse en un futuro a una residencia, si bien, más de la mitad (59%) no tiene la casa adaptada para personas dependientes.

teleasistenciaCapacidad de ahorro

Más de la mitad (56%) de los mayores de 55 años consigue ahorrar todos los meses. En concreto, 4 de cada 10 (43%) guarda entre un 11% y un 30% de sus ingresos; el 31%, lo hace menos del 10%; otro 10%, entre el 31 y el 50% de sus ingresos y solo el 3% de los encuestados reconoce ahorrar más de la mitad de sus ingresos.

La generación Silver también reconoce estar preparada para vivir más y mejor, y entre las acciones beneficiosas que realizan habitualmente para proteger su salud, destaca el hecho de cuidar la alimentación (92%); respetar las horas de sueño (79%), asistir a revisiones médicas periódicamente (78%), hacer ejercicio físico (77%), evitar situaciones de estrés (77%), moderar el consumo de alcohol y tabaco (65%), informarse y leer acerca de tendencias en salud (49%), y dedicar tiempo para la reflexión o meditación (40%).

Tecnológicos y viajeros

La investigación también da a conocer la oportunidad que representan las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, quienes se consideran usuarios moderados (49%), intensivos (29%) y desconectados (22%). La mayoría de los encuestados (78%) utiliza la tecnología principalmente para sus necesidades de banca (58%), así como para el consumo (el 49% compra artículos por Internet), y el ocio (el 41% en activo en redes sociales).

Por último,  también es motor turístico. El 82% de los consumidores sénior viaja, principalmente a destinos culturales, de naturaleza o históricos y siempre elige opciones que esté por encima de los viajes baratos y cercanos. El 37,4% lo hace entre dos y tres veces al año, seguido del 22,5% que se desplaza únicamente una vez cada 12 meses, y el 6,8%, que lo hace menos de una vez al año. Los que más salen de casa son el 15%, que viajan más de cuatro ocasiones.

¿Te resulta interesante? Compártela: