Inicio | Noticias | El teletrabajo debe abordarse desde un punto de vista estratégico para que sea eficaz
ordenador
Noticia, 

El teletrabajo debe abordarse desde un punto de vista estratégico para que sea eficaz

Mercado

Cuando hablamos de teletrabajo o trabajo en remoto, hablamos de gestión de talento. Este beneficio que tantas empresa han implantado a la fuerza estas últimas semanas está “redefiniendo nuestra cultura del empelado y cómo abordarlo desde un punto de vista estratégico”. No obstante “no es lo mismo el teletrabajo que trabajar en casa. Lo que estamos viendo estos días por el Covid-19 dista mucho de ser un teletrabajo eficaz, un proyecto estratégico que apoya la motivación de los empleados para ser más productivos”. Con esta premisa abría Natalia Fernández Vega, directora de Personas & Transformación de Mutualidad de la Abogacía, su webinar ayer en ‘El Seguro no se para’.

Con el título ‘Teletrabajo: Cómo abordarlo desde un punto de vista estratégico y reforzar la propuesta de valor’, la directiva explicó que si algo valoran los trabajadores (más los millennials y con perfil tecnológico) son las medidas de conciliación y flexibilidad. Estas son iniciativas “muy potentes” pare elevar la motivación de los empleados más allá de los umbrales de satisfacción “y recordemos -indicó- que la motivación es lo que lleva a los empleados a moverse hacia los objetivos de la empresa y, por tanto, hacia la creación de valor para los grupos de interés”.

Para la directiva, implementar estas medias de flexibilidad no es solo una palanca a nivel estratégico, como driver motivacional, sino que se hace necesario para atraer talento y como valor añadido a la marca de la empresa. “Es el momento de cuidar la experiencia de los empleados, donde la motivación está por encima de muchas cosas”, reveló la directiva.

Es el momento de superar el umbral del valor

Para Fernández Vega hay un punto de inflexión muy claro tras la crisis de Covid-19: “Lo que ha sucedido estas tres semanas es muy importante, tanto en la gestión de la plantilla, como en la definición de nuestra cultura de empelados”. Por ello, puntualizó, “es el momento de cuidar la experiencia de los empleados, superar el umbral del valor de cada compañía, donde la motivación está por encima de muchas cosas. Así se logrará definir la marca empleadora de cada organización y cuidar la experiencia de cada empleado”.

El Covid-19 ha demostrado que somos capaces de teletrabajar, ahora lo importante es “mantenerlo y estandarizarlo”. La directiva quiso deja claro que no todo vale: “Es un acuerdo de ambas partes donde la confianza es primordial”. Por ello, por parte del empleador se debe reforzar la confianza, “hay que desterrar mitos y marcar los objetivos de productividad”, aseveró Natalia Fernández Vega. Y por parte del empleado, darle las herramientas y crear pautas. “Hay que hacerlo bien, -añadió- con formación, midiendo objetivos, definir cómo se le da soporte. Hacerlo de manera estratégica y no de manera aleatoria”. Así, concluyó: “La motivación se dispara y redunda en la productividad y en los objetivos estratégico”.


Manual de Buenas prácticas 

Para Natalia Fernández Vega no hay una fórmula única sobre cómo ser un trabajador en remoto eficiente, por ello, reveló durante el webinar algunas de las buenas prácticas que a através de su experiencia se deben seguir:

  • Co-crear la política de teletrabajo con el equipo
  • Trabajo en equipo por encima del teletrabajo individual
  • Asegurar la presencia virtual: calendarios, indicadores
    disponibilidad, virtual coffee
  • Servicio al cliente
  • Servicios tecnológicos
  • Confianza vs micromonitorización
  • Reuniones
  • Espacios de trabajo compartidos
  • Gestión por resultados
  • Monitorizar indicadores de desempeño
  • Mejora continua