Inicio | Noticias | El talento no se pierde, ¿por qué le ponemos límites?
diveIn
Noticia, 
Dive In Festival: Generaciones

El talento no se pierde, ¿por qué le ponemos límites?

BDSEmpresas

Un mundo laboral sin etiquetas en el que se premie el talento y no la edad. Esta es la principal demanda que ayer se escuchó durante la mesa redonda sobre Generaciones impulsada por Willis Tower Watson en el segundo día del Dive In Festival.

Carla Otero, I&D Leader de Willis Towers Watson, fue el hilo conductor de tres visiones diferentes pero muy iguales:  Catalina Hoffmann, presidenta y CEO en Grupo Vitalia y Hoffmann World, experta en talento senior y pre-senior; Emmanuel Djengue, vicepresidente de la Asociación Jóvenes Profesionales del Seguro (AJPS) y dirección de Innovación en RGAXGlobal; y Ana Matarranz, directora general de Willis Towers Watson.

Los tres coincidieron en reclamar la valía de las personas más allá de su edad. “Hay que evitar los estigmas, dejemos que cada uno independiente de la edad, puedan desempeñar la labor que esté preparado para hacer”, afirmó Matarránz. “No hay que poner límites a nadie, ni a los jóvenes ni a los mayores que quieren seguir aportando. Pero no debemos olvidar también la generación que está en medio. No es otra cosa que valorar desde las empresas lo que puedes aportar”, explicó. Por ello, auguró un futuro de currículum ciegos donde ni la edad, ni el género o dónde vivas sea importante, sino solo tu talento.

“El seguro debería tener más orgullo”

Esta misma idea fue argumentada por Djengue, que aludió a la necesidad de valorar al empleado por su trabajo, no por cómo es fuera de su entorno laboral. Además, dio algunos tips sobre cómo potenciar el valor que tiene la industria de seguros de cara a las nuevas generaciones. Esta industria carece de “orgullo” para demostrar el gran potencial que tiene. Para atraer el talento jóven hay tres patas: “Incentivar a los propios empleados del sector asegurador para que traigan talento a sus compañías, crear una escuela de formación gratuita para los parados jóvenes y comunicar de forma global pero conjuntamente”.

Hoffman fue el mejor ejemplo de potencial joven y talento senior; lleva 22 años estudiando el celebro para romper las barreras de la edad. En su ‘lucha’ diaria está demostrando que con su método “he demostrado que el celebro es igual a los dos años que a los 50 años. Lo que sí pasa es que la estructura del cerebro se consolida, se acomoda, tenemos que usar las neuronas netflix que están vagas, aquellas que están sentadas en el sofá, activarlas con retos y actividades que nunca hacemos”, explicó a grandes rasgos. “Con esto quiero demostrar es que todos podemos hacer lo que nos propongamos y que no se para la vida laboral por ser seniors”, remarcó.

Por último, coincidieron en la importancia de cerrar las brechas que nos ponemos y que surgen en las compañías, la importancia del mentoring y los role model como parte necesaria para impulsar el talento en las compañías. En el caso del seguro, además, ese talento se puede explotar por todos lados. “Si no existiera el sector asegurador, las empresas no existirían, me sumo para impulsarlo entre los jóvenes. Es un trabajo que siempre se aprende, que cambia y se adapta a los nuevos riesgos como la tecnología”, concluyó Matarranz.

Artículo elaborado para #RedEWI -Empower Women in Insurance-. Hazte miembro de la Red de Mujeres Líderes del Sector Asegurador aquí.
¿Te resulta interesante? Compártela: