Inicio | Noticias | «El Seguro tiene que visibilizar más lo que hace»
Michaela Koller
Noticia, 
Michaela Koller, directora general de Insurance Europe

«El Seguro tiene que visibilizar más lo que hace»

BDSProtagonistasREDEWI

Michaela Koller, directora general de Insurance Europe es un referente dentro del mercado por sus 15 años al frente de la Institución. Un cargo al que llegó por una recomendación y del que reconoce que “no se ha arrepentido ni una sola vez de la decisión”. A su juicio, el liderazgo femenino va cogiendo músculo, pero la mujer sigue con la gran barrera de “tener que elegir entre su vida personal y profesional”. En esta entrevista explica cómo ha sido la evolución de su propia carrera, pero también los grandes retos que tiene el sector asegurador europeo a corto y medio plazo.

Comenzando por el inicio de su carrera, ¿cómo terminó en el mundo del Seguro?

Fue pura casualidad. No estaba buscando un trabajo en Seguros. De hecho, me captaron unos head hunters para este puesto y me contactaron por recomendación de un alto cargo de la Comisión. Yo antes trabajaba en banca y al principio me preguntaba qué estaba haciendo en Seguros; luego empiezas a profundizar y te das cuenta de lo interesante que es esta industria y no me he arrepentido ni una sola vez de la decisión. Hice lo correcto.

Durante estos años como mujer y directiva: ¿Ha sentido que tenía más obstáculos? ¿Cuáles son las principales barreras que una mujer debe vencer para alcanzar puestos de liderazgo?

En primer lugar, soy también madre, tengo una familia y no siempre ha sido fácil conciliar; muchas veces he sentido la presión del trabajo y también el tener que encontrar un espacio para la familia. Y lo he podido hacer porque tengo un marido que me apoya muchísimo, pero se necesita eso. Hoy en día tenemos que seguir eligiendo entre la carrera profesional o la familia. Creo que las cuotas ayudan a las mujeres a avanzar, pero hay que ser muy conscientes de que el reto no es sólo que te elijan, sino que, una vez te han elegido, el reto es diario.

En cuanto a las barreras, creo que las mujeres se hacen muchas más preguntas, son menos lanzadas, más tímidas a la hora de pedir lo que quieren, no reclaman su espacio, quieren ser perfectas para el puesto sin darse cuenta de que puedes ir perfeccionándote después una vez que ya estás en el puesto.

¿Hace lo correcto el Seguro para atraer talento nuevo?

Tenemos que  mejorar la comunicación. Sólo tengo que mirarme a mí misma. Estuve en otro sector antes de llegar al de Seguros y veo que hay muchos temas distintos con los que trato día a día que hacen el trabajo muy interesante, es decir, muy atractivo para los jóvenes. Ahora, cuando miro la generación de mis hijos, ¿qué quieren? Quieren trabajar en un sector que sea innovador, sostenible y nosotros somos protectores, inversores y yo creo que la gente en general no nos ve así; tenemos esa etiqueta de servicios financieros. Tenemos que visibilizar más lo que hacemos, nuestra capacidad de dar protección, de asumir riesgos, de innovación y eso lo hemos de contar más; es lo que hace que sea fascinante trabajar en este sector.

Hay que explicar las exclusiones

¿Qué repercusión tiene la carga regulatoria para las aseguradoras? ¿y para los consumidores?

Cuando tienes una carga regulatoria muy grande, se incrementan los costes de administración de las aseguradoras y el riesgo de cumplimiento. Pero, para el consumidor, cuando hay tantísima regulación, corres el riesgo de que buena parte sea regulación no buena, tienes textos malos que están abiertos a distintas interpretaciones, normas duplicadas, y eso tiene un impacto negativo en los ciudadanos. Hay una sobrecarga de información, de normativa sobre transparencia… Además, durante la pandemia hemos visto que no tenemos, en cierta clase de normas, la digitalización por defecto, sino el papel por defecto. También hemos visto lo importante que es no solo explicar las coberturas de los productos, sino las exclusiones y a veces no tenemos el espacio para hacerlo. Por último, pero no menos importante, está Solvencia II, que en general funciona, pero que tiene algunos fallos que impactan en el consumidor y también en la inversión.

Hablando de Solvencia II, ¿espera que la Comisión acepte su propuesta de revisión?

Tenemos unas propuestas muy robustas y bien fundamentadas y por supuesto que me gustaría que la Comisión las adoptase, pero de manera realista creo que es probable que no lo haga con todas. Lo que sí se tiene que aceptar es lo relativo a los requisitos excesivos de capital que afectan negativamente a nuestra capacidad de invertir, por ejemplo, para descarbonizar o digitalizar la economía; sería un paso muy importante. La gente busca seguridad, pero luego hay un marco regulatorio que empuja cada vez más el riesgo a las manos del individuo, cuando hay un sector que podría dar cobertura.

 ¿Vamos a ver avances en la colaboración público-privada para la cobertura de los riesgos extraordinarios?

Creo que sí, que deberíamos. Es una condición imprescindible. Hay que ser conscientes de que, en lo que respecta a las catástrofes naturales, ciberriesgos, terrorismo, pandemias…, cada país tiene su propia estructura. Las aseguradoras están listas para trabajar en este sentido. Podemos asumir parte del riesgo, pero tiene que haber un soporte público. Cuanto antes abordemos este asunto, más pronto encontraremos una solución. Estas discusiones se han de desarrollar a nivel europeo y luego a nivel nacional.

“La UE está en la primera línea de la regulación”

Mirando al futuro, ¿qué retos y oportunidades ve para el Seguro? ¿Cómo vislumbra el sector a 5 años vista en habilidades, tecnología, elementos disruptivos…?

Lo que vemos es que la Unión Europea está en la primera línea de la regulación. Otras partes del mundo también están abordando esta regulación, pero no llegan tan lejos como aquí. Por eso, hemos de ser conscientes de que puede haber retos de competitividad y debemos ser mejores a la hora de desarrollar regulación para que no ponga a la industria europea en una situación de desventaja respecto a otros países. Luego está el tema de la flexibilidad para innovar y para seguir siendo competitivos. Necesitamos un terreno de juego igualitario. Como aseguradoras, estamos trabajando en un campo tradicional, pero están entrando muchas tecnológicas que quedan fuera del marco regulatorio; por lo tanto, el terreno de juego ha de ser igual para todos.

¿Qué preocupa al Seguro?

¿Cuáles son los tres riesgos más importantes que ha de afrontar el Seguro europeo a medio plazo?

En primer lugar, el clima y la sostenibilidad. En segundo lugar, la digitalización, que es un tema muy amplio que puede incluir los ciberriegos, pero también el uso y el acceso a los datos. El tercero sería conseguir que la regulación funcione, evitando su impacto negativo tanto en los individuos como en el sector.

Los 3 valores del buen directivo

“Daría tres consejos para ser buen directivo. El primero es ser siempre auténtico, seguir tu instinto; funciona y la gente nota cuando eres tú mismo. El segundo es rodearte de un equipo que sea incluso más fuerte que tú, que incorpore diferentes talentos. El tercero es que debemos siempre ser humanos, ponernos en el lugar del otro”.

 

¿Te resulta interesante? Compártela: