Inicio | Noticias | El seguro de RC de un fabricante puede limitarse solo a un país
Tribunal de Justicia de la Unión Europea
Noticia, 

El seguro de RC de un fabricante puede limitarse solo a un país

BDSInternacionalMercado

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha determinado que el seguro de Responsabilidad Civil del fabricante de implantes mamarios PIP podía limitarse válidamente a las mujeres que se sometieron a una intervención quirúrgica en Francia. En su estado actual, el Derecho de la Unión no se opone a la limitación al territorio francés del seguro de responsabilidad civil por el uso de productos sanitarios.

Según el Abogado General, las normas sobre libre circulación contemplan las disposiciones nacionales que obstaculizan la entrada o la salida de mercancías de un determinado Estado miembro. Sin embargo, no regulan el posterior uso o consumo de las mercancías una vez que se han transportado a otro Estado miembro. Mientras esas mercancías circulen libremente por el territorio de otro Estado miembro, han de cumplir las normas que dicho Estado miembro ha establecido en el ejercicio de su autonomía normativa.

El hecho de que, en este caso, el seguro no «viaje» a Alemania junto con los productos, aunque sea obligatorio en Francia para el posterior uso de los citados productos en este último Estado miembro, no está cubierto por las disposiciones sobre libre circulación de mercancías.

El Abogado General explica por qué dicho artículo no puede ser interpretado como una disposición autónoma que dé lugar a obligaciones exigibles no incluidas ya en alguna de las cuatro libertades ni específicamente previstas en ninguna otra norma de Derecho de la Unión. En particular, esa interpretación convertiría el artículo 18 TFUE en una disposición de armonización ilimitada, que alteraría el reparto de competencias entre la UE y los Estados miembros. El principio fundamental de la regulación del mercado interior es el respeto de la diversidad normativa en los ámbitos no armonizados expresamente por el Derecho de la Unión.

Así pues, se concluye, “a falta de armonización, corresponde a los Estados miembros regular las pólizas de seguros aplicables a los productos sanitarios utilizados en su territorio, aun cuando dichos productos sean importados de otro Estado miembro. Francia podía legítimamente decidir establecer un nivel superior de protección de los pacientes y usuarios de productos sanitarios mediante pólizas de seguro más favorables aplicables en su territorio”.

Acceso al texto íntegro de las conclusiones de esta sentencia.