Inicio | Noticias | El retorno absoluto para los productos enfocados a la jubilación
El impacto de las caídas bursátiles y la pérdida de dividendos para el sector asegurador
Noticia, 

El retorno absoluto para los productos enfocados a la jubilación

Alfonso Benito, director de Gestión de Activos en Dunas Capital
BDS

Cada vez hay un mayor consenso dentro de la industria financiera de que vamos a convivir con un entorno de tipo de interés muy bajos durante bastantes trimestres. Los propios Bancos Centrales confirman de forma continuada, a través de sus declaraciones, que hay que olvidarse de las subidas de los tipos de interés de referencia, incluso aunque asistamos a subidas de las tasas de inflación. Este escenario se ve además consolidado por las medidas que han sido adoptadas por los Bancos Centrales para ayudar en la lucha contra la Covid-19.

Esta situación hace que los productos tradicionales enfocados en el ahorro para la jubilación tengan que reinventarse obligatoriamente y enfocarse más hacia la obtención de rendimientos absolutos en plazos más largos.

Los productos dentro de balance con garantía de capital tienen una capacidad muy reducida de ofrecer rentabilidad alguna a sus asegurados y, adicionalmente, tendrán que soportar una carga importante en términos de coste de capital, que lastrará la rentabilidad de los fondos propios.

Por otro lado, los fondos de pensiones garantizados, muy extendidos en las compañías de bancaseguros, comparten el mismo problema que las compañías aseguradoras en cuanto a la posibilidad real de ofrecer una rentabilidad adicional además de la protección de su capital.

Sin embargo, la mayoría de los clientes minoristas, y más con los episodios de extrema volatilidad vivida en los mercados en los últimos meses, siguen mostrando cierta resistencia a incrementar el riesgo de sus inversiones, incluso aunque el horizonte temporal para su jubilación sea elevado, y una consecuencia adicional de esta circunstancia es que los márgenes de este tipo de productos son menores, por lo que la rentabilidad de las compañías se ve deteriorada.

Ante esta situación, desde Dunas Capital Asset Management (DCAM) creemos que la solución que mejor puede combinar ambas aspiraciones son los productos de retorno absoluto, capaces de generar retornos brutos claramente superiores en el medio plazo a sus alternativas garantizadas, y que a la vez pueden ser compartidos por la compañía de seguros y los inversores.

Es cierto que estos productos, en ocasiones, no han gozado de la simpatía de muchos inversores, ya que quizás tengan una expectativa sobre ellos muy superior a lo que realmente pueden ofrecer. El concepto de retorno absoluto nos sugiere la obtención de rentabilidades positivas en cualquier circunstancia de mercado (concepto con el que estamos de acuerdo), pero probablemente el desacuerdo se produzca en cuanto al plazo concreto para la consecución de dicha rentabilidad positiva, ya que muchos de los inversores de este tipo de productos esperan que esa ganancia sea diaria, semanal o cuanto menos mensual o trimestral y eso provoca cierta decepción.

Sin embargo, desde DCAM creemos que este tipo de productos son la alternativa adecuada a cualquier horizonte temporal fijado, siempre que el equipo gestor tenga experiencia en la gestión de este tipo de vehículos, pero es en plazos largos dónde los diferentes tipos de estrategias implementadas en la cartera (coberturas para la preservación de capital, descorrelaciones, combinación de activos ilíquidos con otros de liquidez reducida etc.), consiguen aportar esa rentabilidad positiva y extra a los clientes y generar unas comisiones superiores a la de los productos garantizados para las compañías.

Desafortunadamente, no hay muchos planes de pensiones comercializados en España que estén configurados alrededor de esta filosofía, siendo los garantizados, de renta fija y mixtos conservadores los que representan la mayor parte del patrimonio gestionado en este tipo de productos en nuestro país.

En nuestra opinión, en un entorno en el que las pensiones públicas ven claramente amenazadas su sostenibilidad y donde se cuestiona cada vez más la calidad de los planes de pensiones españoles, quizás sea el momento de observar qué se hace en este sentido fuera de nuestras fronteras y ver cómo este tipo de productos va calando entre los inversores y las entidades preocupadas por ofrecer productos innovadores que ayuden a sus clientes a planificar adecuadamente su jubilación.