Inicio | Noticias | El impacto de las caídas bursátiles y la pérdida de dividendos para el sector asegurador
El impacto de las caídas bursátiles y la pérdida de dividendos para el sector asegurador
Noticia, 
Tribuna

El impacto de las caídas bursátiles y la pérdida de dividendos para el sector asegurador

BDSMercado

Alfonso Benito
Director de Gestión de Activos de Dunas Capital

Queríamos dedicar unos minutos a reflexionar sobre el impacto que los mercados financieros están teniendo sobre aquellas compañías que decidieron invertir parte de su cartera en renta variable, y muy concretamente para aquellas que se enfocaron en compañías con alta rentabilidad por dividendo. No parecía una mala idea complementar la falta de ingreso financiero por las bajísimas rentabilidades que los activos de renta fija (grado de inversión) venían ofreciendo con una cartera de este tipo de acciones.

Sin embargo, las fortísimas caídas de los mercados bursátiles desde la última semana de febrero ha venido acompañado de anuncios de una gran parte de sectores (banca, aseguradoras, petroleras, empresas de alimentación, servicios…) de supresión parcial o total del dividendo que iban a pagar a sus accionistas. Por ejemplo, Royal Dutch-Shell no reducía su dividendo desde la Segunda Guerra Mundial.

El impacto para algunas compañías en la cuenta de resultados será notable, tanto por las dotaciones a realizar por la depreciación de la cotización de las acciones en cartera (salvo la ocurrencia de una muy fuerte recuperación de estas en los próximos 18 meses) como también por los dividendos que se incluían en sus presupuestos de ingresos financieros y que ahora no van a recibir.

Ya alertábamos hace unos meses que la discrecionalidad (o “recomendaciones” de reducción por parte de los reguladores) en el pago de dividendos por parte de las sociedades cotizadas era un riesgo significativo para el sector. No solo a la baja, como en esta ocasión, sino al alza en las carteras con participación en beneficios.

Existen multitud de fondos de inversión que reparten dividendos entre sus partícipes, pero generalmente sus inversiones se materializan en empresas con alta rentabilidad por dividendo, que en esta crisis son de las que más se están viendo afectadas.

Por ello, en Dunas Capital AM creemos que una alternativa muy interesante a considerar son los fondos de inversión cuya cartera genera los ingresos financieros a distribuir a sus partícipes a través de una combinación de renta fija (incluso “high yield”, que en términos generales es de menor riesgo que la propia renta variable) y renta variable.

La volatilidad de estos vehículos es notablemente inferior a la de la pura renta variable gracias a la combinación de ambos tipos de activos, y aún más si se trata de vehículos de inversión que añade principios o filosofía de retorno absoluto en su gestión, gracias a la combinación de diferentes estrategias y activos, de modo flexible, y con la posibilidad aplicación de coberturas puntuales en la protección del capital invertido.

Este tipo de coberturas, de acuerdo con la normativa contable del sector asegurador, son difícilmente replicables por las compañías de seguros, al menos sin generar volatilidad notable en la cuenta de resultados.

Por tanto, y a modo de conclusión, esta tipología de productos, dada su mayor diversificación y menor volatilidad, en comparación a una tenencia directa de una cartera de acciones reduce de modo significativo la probabilidad de la realización de dotaciones, al menos significativas, por el deterioro en todas o alguna de las posiciones, a la vez que permite la gestión activa de las posiciones sin que ello implique impacto en la cuenta de resultados de la compañía hasta su venta, a la vez que reduce el riesgo de variaciones en los ingresos esperados por dicha inversión, por la mayor estabilidad en la consecución de dichos ingresos por la combinación de renta fija y renta variable.