eduardo asensi socio dac beachcroft
Blogs Tribuna, 
Tribuna

El Impacto de la Inteligencia Artificial y los retos en el campo de responsabilidad civil

Eduardo Asensi, Socio Departamento Insurance Medmal en DAC Beachcroft
BDS

«Quid», ¿por qué?, así finalizaba sus obras el filósofo y médico gallego Francisco Sánchez de Sousa, defensor del examen directo de las cosas, y de someter los datos de la experiencia a un análisis y a un juicio crítico.  ¿Qué diría el gran filosofo, si se enterara que hoy día podemos llegar a tomar decisiones de cualquier tipo por medio de los resultados que obtengamos de herramientas de inteligencia artificial?

Pues bien, lo cierto es que una realidad. El uso de la inteligencia artificial ha avanzado de una manera vertiginosa, y ya no es un mero copiloto en la toma de decisiones, sino que nos encontramos con herramientas de IA —como el conocido chat GPT— capaz de tomar sus propias decisiones a través de la información con la que ha sido alimentada. Es lo que se ha venido a denominar el paso de la inteligencia artificial tradicional que nos ha permitido la explotación de datos para la toma de decisiones —como es el caso de buscadores potentes— a la inteligencia artificial generativa, que es capaz de tomar sus propias decisiones como un humano, algoritmos capaces de enlazar lenguaje (síntesis lectora) y conocimiento.

Normas para establecer un uso responsable

Hasta ahora, todos los esfuerzos regulatorios se han venido dirigiendo a proteger a los usuarios de estas herramientas, en establecer normas para establecer un uso responsable, seguro, y en la protección la confidencialidad, de los datos de los usuarios.

En cambio, sigue siendo un reto aprobar un marco normativo común sobre la responsabilidad civil derivada del uso de este tipo de herramientas.  La Comisión Europea ha elaborado un paquete normativo que incluye la conocida ley de Inteligencia artificial — Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo en materia de Inteligencia Artificial—, junto con otras dos normas en materia de responsabilidad, que defienden la convivencia de un régimen de responsabilidad objetiva y un régimen de responsabilidad subjetiva. Por un lado, la propuesta de modificación de la Directiva sobre Productos Defectuosos y, por otro, la Propuesta de Directiva relativa a la adaptación de las normas de responsabilidad civil extracontractual a la inteligencia artificial, de 21 de abril de 2023.

El reto de un marco común

Este marco normativo, a través de una triple regulación o paquete normativo, apuesta, por un lado, por evitar malos usos de la inteligencia artificial y de los algoritmos y, por otro, por un sistema armonizado para exigir responsabilidad por motivo de los daños provocados por su uso, cuyos principales objetivos son concebir un marco jurídico horizontal y armonizado basado en principios comunes y en la remisión a técnicas que permiten aliviar la carga de la prueba y el nexo de causalidad.

Así pues, a falta de que sea aprobado de forma definitiva este triple marco normativo, en la actualidad uno de los retos principales de la Comisión es poder lograr un marco común, dentro de sistemas de responsabilidad diferentes, que puedan dar una solución a la responsabilidad civil que pueda derivarse del empleo de estos sistemas de inteligencia generativa.

¿Te resulta interesante? Compártela: