ccs aon foto familia
Noticia, 
Conferencia-Coloquio del Observatorio de Catástrofes de Fundación Aon España

El CCS cuenta con un fondo de reserva de unos 15.000 millones de euros

BDSMercado

2023 está siendo un año malo. Aunque hasta el 20 de mayo aproximadamente ha sido más o menos tranquilo, las TCA y las DANA ocurridas después, como las inundaciones de Zaragoza, se han cobrado unos 25.000 siniestros. Sin embargo, el Consorcio de Compensación de Seguros (CSS) cuenta con ingresos recurrentes por el recargo obligatorio de entre 600 y 700 millones de euros anuales, lo que ha contribuido a conformar un fondo de reserva de unos 15.000 millones de euros, siendo la siniestralidad del CCS a 31 de agosto del 93%. La media anual de pagos por indemnizaciones en el periodo 2019 – 2022 fue del 51,6%.

Asimismo, esta reserva acumulada “se debe a años muy buenos y a unas gestiones totalmente eficaces”, según explicó ayer Alejandro Izuzquiza, director de Operaciones de la entidad, quien participó junto a Flavia Rodríguez-Ponga, directora general, en la Conferencia-Coloquio del Observatorio de Catástrofes de Fundación Aon España en el Instituto de la Ingeniería Española (IIE). Izuzquiza también habló sobre la gestión de riesgos catastróficos y la rapidez con la que el CCS indemniza a los afectados; de la importancia de la mutualización del riesgo en España y la evolución de los eventos catastróficos.

Además, mencionó la situación de las aseguradoras en Estados Unidos donde se están abandonando las coberturas de desastres naturales en Florida y se están dejando en manos de aseguradoras locales, por lo que hay un problema de capacidad. Sin embargo, el seguro español está planteado de otra manera y el sistema funciona con el apoyo mutuo de que cada asegurado paga.

En el coloquio, Rodríguez-Ponga aportó algunos datos históricos y explicó las funciones del CCS que, además de la tramitación de riesgos extraordinarios, tiene otras muchas funciones, por ejemplo, en relación con el seguro de Autos, los fuegos forestales, su colaboración con Agroseguro y su papel como reasegurador o las garantías de pago en operaciones de crédito comercial. “Estas catástrofes cuestionan nuestra resiliencia, pero nos ayudan a estar más preparados ante los desastres para lo que es necesario contar con un seguro”, dijo.

Por su parte, Pedro Tomey, presidente del Observatorio de Catástrofes de la Fundación Aon España, recordó la relación entre el CCS y el Observatorio, resaltando su pertenencia al Think Tank del mismo y aportó un dato: 194.000 millones de dólares es el coste estimado este año por los daños por desastres naturales; el más alto desde 2011.

¿Te resulta interesante? Compártela: