Inicio | Noticias | El ahorro necesita “seguridad” jurídica
rating calificación
Noticia, 
Instituto de Estudios Económicos

El ahorro necesita “seguridad” jurídica

BDSMercado

España es uno de los seis países que peor trata los incentivos fiscales a los planes de pensiones dentro del colectivo de los 37 países de la OCDE. Los incentivos no llegan al 60% del promedio de los existentes en este grupo. En lo que refiere a la UE, cuyo promedio es algo peor que el de la OCDE, el sistema de incentivos fiscales en España se sitúa en el 65% de la media europea.

La distancia se amplía en relación con los países con mejores prácticas de incentivos fiscales de la OCDE y de la UE. Irlanda u Holanda están por encima del 170% de la media de la OCDE, que es equivalente a un incentivo fiscal tres veces superior al de España.

Son datos que se ponen de manifiesto en el informe ‘El marco fiscal de los planes de pensiones. La necesidad de fomentar el ahorro para la jubilación’, elaborado por el Instituto de Estudios Económicos. Considera “necesaria y bienvenida” cualquier iniciativa que pueda contribuir a incentivar el ahorro de los españoles. En particular, “en instrumentos de planificación para la jubilación que pueda complementar la prestación pública”.

El trabajo remarca que si incrementa el nivel de ahorro nacional se aumenta el nivel de fondos disponibles para acometer inversiones, “uno de los principales motores del incremento de la productividad a largo plazo». A su vez, «deriva en una mejora de las condiciones de vida de la sociedad”.

Planes individuales y de Empleo son complementarios

El IEE plantea una serie de recomendaciones para fomentar el ahorro para la jubilación entre las que se destacan:

  • No se deben reducir, sino mantener, los incentivos fiscales actualmente existentes a los planes de pensiones en España.
  • Se debe revisar el sistema para aquellos colectivos cuyas rentas se distribuyen irregularmente, como es el caso de los autónomos.
  • La tributación de las prestaciones de los planes de pensiones correspondiente al rendimiento financiero debería tributar como parte de los rendimientos del ahorro generados a más de un año. Este tratamiento debería aplicarse obligatoriamente también a la parte de esos rendimientos incluidos en las percepciones en forma de renta vitalicia.
  • En lo relativo al fomento a los planes de Empleo, habría que excluir del cómputo de las bases de cotización a la Seguridad Social las aportaciones a sistemas de previsión social y se debería reinstaurar la deducción fiscal en el Impuesto sobre Sociedades para las aportaciones a sistemas de previsión social.
  • Con carácter general, ha de abogarse por la seguridad jurídica, con un marco regulatorio estable, predecible y favorable de los instrumentos de previsión a largo plazo.
  • Los planes individuales y los planes de empleo son complementarios. Por ello el sistema debe simultanear los incentivos a ambos instrumentos.
Autor:
¿Te resulta interesante? Compártela: