Inicio | Noticias | EIOPA advierte al sector de los seguros de viaje sobre los problemas de protección al consumidor
EIOPA advierte al sector de los seguros de viaje sobre los problemas de protección al consumidor
Noticia, 

EIOPA advierte al sector de los seguros de viaje sobre los problemas de protección al consumidor

Internacional

EIOPA ha publicado un informe temático sobre la protección de los consumidores en los seguros de viaje. El informe se basa en las conclusiones de un examen temático que puso en marcha entre más de 200 empresas de seguros que operan en 29 países europeos para recabar pruebas sobre las preocupaciones de los particulares con respecto a cuestiones relativas a seguros de Viaje.

Entre estas preocupaciones, por ejemplo, están el aumento de las comisiones, la explotación de los prejuicios de comportamiento en la venta de pólizas de seguro de viaje en línea y la posible erosión del valor y las características de los productos.

Las autoridades nacionales distribuyeron el cuestionario a empresas que representaban aproximadamente el 60% del total de las primas brutas emitidas del ramo de seguros de viaje en el mercado nacional. Además, EIOPA recogió aportaciones de la industria y de las asociaciones de consumidores, así como de su Grupo de partes interesadas en los seguros y reaseguros.

A la vista de estos resultados, EIOPA ha publicado una Advertencia al sector de los seguros de viaje como respuesta de supervisión a las cuestiones señaladas en el examen temático. Las cuestiones abordadas son, en particular, los modelos de negocio problemáticos con estructuras de remuneración basadas en unos niveles de comisión extremadamente altos y el modelo de negocio.

Cambios con nuevas oportunidades

El sector de los seguros de viaje se enfrenta a importantes cambios con nuevas oportunidades, pero al mismo tiempo con la agudización de los problemas existentes y nuevos riesgos. Además, las empresas de seguros han estado integrando nuevas tecnologías en sus modelos de negocio, lo que ha conducido a cambios en toda la cadena de valor, mientras que nuevos tipos de distribuidores han entrado en el mercado .

Con la recuperación económica, tras la crisis financiera, y la disminución de los gastos de viaje, el número de viajeros ha ido en aumento cada año. Esto ha llevado al crecimiento del mercado de seguros de viaje. El seguro de viaje es en su mayor parte un negocio de «billetes pequeños», pero puede ser crítico para los consumidores, ya que el impacto de una cobertura insuficiente o de la denegación de las reclamaciones -en particular de los gastos médicos durante el viaje- puede ser considerable a nivel individual.

Ya ha estado en el punto de mira de los supervisores de algunos países europeos, dados los riesgos de conducta específicos que conlleva, relacionados con los conflictos de intereses derivados de la falta de alineación de los incentivos en los canales de distribución, los problemas de comportamiento de los consumidores que surgen en los denominados mercados «adicionales» y los consiguientes riesgos de escaso valor a nivel de la oferta de productos.

Hallazgos clave

  • El mercado de los seguros de viaje en su conjunto no parece enfrentarse a una deficiencia general del mercado, y los productos siguen siendo valiosos para los consumidores. Sin embargo, el aumento de los riesgos de conducta puede perjudicar a los consumidores debido a los modelos de negocio problemáticos con estructuras de remuneración basadas en unos niveles de comisión extremadamente altos.
  • Fuerte potencial de una mala relación calidad-precio para los consumidores debido a que algunas aseguradoras pagan comisiones extremadamente altas a los distribuidores, en algunos casos significativamente más del 50% de la prima. Por ejemplo, en un caso, la aseguradora pagó 5,5 veces más en comisiones a los distribuidores que lo que los consumidores recibieron en reclamaciones, con un nivel de comisión del 77% de la prima pagada por los consumidores. Aunque las comisiones medias en el seguro de viaje se sitúan en torno al 24% de la prima bruta emitida (PCA).
  • Fuerte potencial de una mala relación calidad-precio para los consumidores debido a las amplias variaciones en la proporción de siniestros. Algunas aseguradoras tienen índices de siniestralidad inferiores al 20% del GWP en comparación con el índice medio de siniestralidad del 40% del GWP, independientemente del canal de distribución.
  • Aumento de los riesgos de conducta debido a la entrada en el mercado de nuevos agentes y a la venta en línea de productos de seguros de viaje como actividad auxiliar (compañías aéreas y de transbordadores, sitios web de comparación de precios, agregadores, bancos y supermercados).
  • Los riesgos potenciales de los productos y servicios de baja calidad para los consumidores debido a las nuevas asociaciones con los distribuidores a través de licitaciones internacionales. En algunos casos, estas asociaciones se basan únicamente en las comisiones pagadas a los distribuidores.
  • Alto grado de perjuicio para el consumidor debido al potencial alto grado de reclamaciones desestimadas debido a la ausencia de exámenes médicos precontractuales y a que alrededor del 70% de las aseguradoras excluyen las afecciones médicas preexistentes de la cobertura de los productos de seguro de viaje.
  • Posible aumento de los costes para los consumidores, ya que en la mayoría de los casos la evaluación de los solapamientos de la cobertura sólo se lleva a cabo en la fase de reclamación y no durante el proceso de venta. Los aseguradores evalúan sólo en la fase de reclamación, qué póliza cubrirá el siniestro y dividirá los costes entre los aseguradores.