Inicio | Noticias | DUAL comercializa ‘Cyber Liability’
Noticia, 
Seguro integral de gerencia de riesgos para protección de riesgos cibernéticos

DUAL comercializa ‘Cyber Liability’

Empresas

La importancia que Internet ha alcanzado en todas las actividades comerciales, sociales y financieras, y el nuevo escenario que implica, protagonizado por los denominados riesgos cibernéticos, ha llevado a DUAL a lanzar un nuevo producto, ‘Dual Cyber’, para garantizar “la protección más especializada del sector” para las sociedades mercantiles expuestas a estas amenazas digitales que les pueda ocasionar tanto daños propios como a terceros.

Como se explica desde la entidad, “cualquier evento o ataque cibernético podría causar daños en los sistemas de información de una empresa, dando lugar a pérdidas materiales, financieras o de otra índole, así como daños reputacionales y, por supuesto, un coste legal, que debe contar con una garantía aseguradora especializada que le permita trasladar ese riesgo”.

En este entorno y dentro de su vocación de proporcionar a sus corredores un servicio especializado, DUAL ha diseñado un producto con amplias coberturas, dirigidas a garantizar los daños que el asegurado pueda verse obligado a afrontar por sus actividades multimedia, violaciones de seguridad y privacidad sufridas por su red informática, restablecimiento de datos y pérdidas de ingresos comerciales, gastos de defensa y gestión de las crisis por la materialización de un riesgo cibernético y sanciones civiles y/o administrativas o multas asegurables por la Ley e impuestas por un organismo regulatorio oficial o de la Administración.

DUAL IBÉRICA, en aplicación de la autorización de LLOYD’S como Coverholder, suscribirá este producto por cuenta del Sindicato 1955 de LLOYD’S (Barbican).

Riesgos garantizados
– Difamación, daño a la reputación, descrédito a un producto o difamación comercial.
– Invasión, intrusión, infracción o vulneración de los derechos a la privacidad.
– Divulgación pública de información privada o apropiación comercial de nombres.
– Plagio, piratería o apropiación indebida de ideas.
– Violación de los derechos de autor, nombre de dominio o eslogan comercial.
– Extorsión comercial, vulneración o debilitamiento de marca.
– Alteración, copia, corrupción, destrucción, eliminación, o daños a datos.
– Divulgación no autorizada de información o datos.
– Robo de datos (incluida la usurpación de la identidad).
– Transmisión de códigos maliciosos o virus informáticos.
– Denegación de servicio.
– Pérdida de datos personales.
– Pérdidas de ingresos comerciales.
– Sanciones civiles y/o administrativas, o multas.
– Extorsión por datos.

Coberturas del seguro

– Cobertura 1: Responsabilidad multimedia. Se cubre los daños y gastos de reclamación derivados de las actividades multimedia por actos incorrectos, reales o supuestos del asegurado.

– Cobertura 2: Responsabilidad por seguridad y privacidad. Se cubre la responsabilidad legal del asegurado frente a terceros derivada de una violación de seguridad o violación de privacidad en la red informática.

– Cobertura 3: Restablecimiento de datos y pérdidas de ingresos comerciales. Se cubren los costes y gastos propios incurridos por el asegurado por la pérdida de ingresos comerciales tras el periodo de carencia como resultado de un evento asegurado de daño propio.

– Cobertura 4: Regulación de privacidad, defensa y sanciones. Se cubren las pérdidas económicas que pueda sufrir la empresa para hacer frente al pago de una sanción civil y/o administrativa interpuesta por un organismo regulatorio de carácter oficial que se derive de una violación de seguridad o violación de privacidad.

– Cobertura 5: Gastos de gestión de crisis, gastos de notificación a clientes y gastos de apoyo al cliente y supervisión. Se cubren los gastos de gestión de crisis, gastos de notificación a clientes y gastos de apoyo al cliente y supervisión como consecuencia de una violación de seguridad, violación de privacidad o incumplimiento de la normativa de privacidad.

– Cobertura 6: Extorsión por datos. Se cubren las pérdidas económicas que pueda sufrir la empresa para hacer frente al pago correspondiente a los costes de extorsión cibernética a causa de una amenaza de extorsión.

Principales exclusiones
– Cualquier acto u omisión doloso, deliberado, malicioso, fraudulento o deshonesto cometido por cualquier administrador, directivo o socio de la entidad.
– Cualquier evento o error que pudiera razonablemente dar lugar a una reclamación o investigación y que fueran conocidos con anterioridad a la fecha de efecto de la póliza.
– Cualquier evento o error ocurrido antes de la fecha retroactiva.
– Errores u omisiones profesionales, salvo aquellos que den lugar al incumplimiento del asegurado de la legislación vigente en materia de protección de datos personales.
– Lesiones corporales, salvo sufrimiento emocional o angustia mental.
– Daños materiales.
– La insolvencia o quiebra del asegurado.
– La confiscación, nacionalización, requisa, destrucción o daños a hardware por orden de cualquier gobierno de derecho o de hecho, o por cualquier autoridad pública o local.
– El desgaste y deterioro, caída en rendimiento, deterioro progresivo o gradual, o el envejecimiento de equipos electrónicos y de otros bienes o hardware.