Inicio | Noticias | “Destacaría el carácter internacional del premio, que ya es un referente en el sector asegurador”
Noticia, 
Mercedes Sanz Septién, secretaria del Jurado del Premio Internacional de Seguros Julio Castelo Matrán y directora del Área de Seguros y Previsión Social de Fundación Mapfre

“Destacaría el carácter internacional del premio, que ya es un referente en el sector asegurador”

Mercado

A unas semanas de que finalice el plazo para la presentación de candidaturas a la séptima edición del ‘Premio Internacional de Seguros Julio Castelo Matrán’, la secretaria del Jurado y directora del Área de Seguros y Previsión Social de Fundación Mapfre, Mercedes Sanz Septién, desvela algunas de las características más emblemáticas de estos galardones que, desde su creación en el año 2001, se convocan con periodicidad bienal para “premiar trabajos científicos que aporten conocimiento al sector”. Además de destacar su carácter internacional, recuerda el cambio más importante que se ha dado en estos galardones “cuando se abrió la convocatoria a cualquier tema relacionado con el Seguro”. En esta entrevista exclusiva, Mercedes Sanz revela también algunas curiosidades de la convocatoria y anécdotas de los galardones de pasadas ediciones.

P-. ¿Cómo se está desarrollando la presente convocatoria del Premio, a un mes de agotarse el plazo de presentación de trabajos?

Mercedes Sanz Septién.- Estamos todavía a cinco semanas de cerrarse el plazo y la experiencia nos dice que el 95% de los trabajos se reciben la última quincena de mayo.

P.- Además de verse ampliada la dotación económica de 30.000 a 35.000 euros desde su creación, ¿Qué otras novedades subrayaría de la presente convocatoria?

Mercedes Sanz Septién.- El cambio más importante se produjo cuando se abrió la convocatoria a cualquier tema relacionado con el Seguro. En sus primeras ediciones el premio tenía que tratar sobre el Seguro de Autos y se vio la necesidad de ampliar su enfoque al Seguro y el Riesgo en cualquiera de sus ramos o modalidades.

P.- ¿Qué destacaría de este premio desde su creación en 2001, en homenaje al que fue presidente de MAPFRE, hasta la actualidad?

Mercedes Sanz Septién.- Destacaría el carácter internacional del premio, que ya es un referente en el sector asegurador. El premio permite que trabajos científicos elaborados en el mundo académico tengan un reconocimiento fuera del ámbito universitario y anima a los docentes, e incluso a los profesionales, a investigar.

P.- ¿Cuáles son los objetivos del galardón y qué elementos valora fundamentalmente el jurado para el fallo del premio?

Mercedes Sanz Septién.- El objetivo principal es premiar trabajos científicos que aporten conocimiento al sector. El jurado valora la originalidad, el rigor, el avance científico y su interés y aplicación al Seguro. Además, la Fundación promueve la publicación y la difusión del trabajo editándolo, tanto en formato papel como en versión electrónica.

P.- ¿Se ha planteado cambiar la periodicidad del premio, desde sus inicios bienal?

Mercedes Sanz Septién.- En principio, pensamos que la periodicidad es la adecuada. En cada convocatoria llegamos a recibir más de 20 trabajos, de los que el 40% procede de otros países diferentes de España.

P.- Desde 2001, ¿se observa una evolución en el desarrollo de los trabajos presentados para este reconocimiento? ¿Se advierte la influencia de la tecnología y la “información a nuestro alcance” en las obras presentadas?

Mercedes Sanz Septién.- Sin duda. La utilización de amplias fuentes de información permite obtener trabajos mucho más sólidos y documentados.

P.- ¿Qué ha aportado a la industria aseguradora este certamen?

Mercedes Sanz Septién.- Este premio ha permitido difundir seis trabajos de muy alto nivel científico, además de algunos otros que, por recomendación de los miembros del jurado, también se han publicado como finalistas. Los trabajos se han editado y dado a conocer a través de presentaciones. Podemos apuntar que se han distribuido más de 3.500 ejemplares de estos trabajos.

P.- La presencia de autores nacionales y extranjeros, ¿puede considerarse uno de los éxitos de este premio? ¿Demuestra el atractivo y pujanza de las industrias aseguradoras latinoamericanas?

Mercedes Sanz Septién.- Efectivamente. Desde que creamos el premio siempre se han recibido trabajos procedentes de Latinoamérica. En la tercera edición el premio lo obtuvo un chileno y en la última el premiado resultó un colombiano afincado en España. Esperemos que en esta séptima edición podamos tener también candidatos procedentes de otros países.

P.- ¿Qué cree que esperan los autores de esta experiencia, además de reconocimiento y dotación económica?

Mercedes Sanz Septién.- Pienso que los autores buscan principalmente el reconocimiento a la labor científica desarrollada y la difusión del trabajo.

P.- ¿Qué obra le ha sorprendido más de los ganadores en las seis ediciones anteriores?

Mercedes Sanz Septién.- Es muy difícil inclinarse por alguna, pero puedo decir que las obras premiadas han merecido todo nuestro apoyo y consideración. En cada caso, la obra galardonada aporta conocimiento en temas de gran relevancia e interés.

P.- ¿Puede contarnos alguna anécdota que haya ocurrido o recuerde de algunas de las ediciones de este premio?

Mercedes Sanz Septién.- Las reuniones que solemos mantener con el jurado son muy gratificantes y tremendamente enriquecedoras. Podríamos decir que cuando en el jurado se eligen los 5 finalistas, siempre hay cierto interés por averiguar por parte de los miembros la posible autoría de los trabajos. Recordemos que los trabajos se presentan con seudónimo y hasta que no se elige el ganador no se abre la plica correspondiente. Casi siempre hay alguien que adivina el autor, dado el tema, la bibliografía referenciada, etc.

Siempre recordaremos la ilusión con la que recibió el premio el equipo de profesores de la Universidad de Barcelona, dirigidos por Montserrat Guillén; la constancia de uno de los galardonados, Camilo Pieschacón, finalista en una ocasión y ganador de un premio en la última convocatoria; y la posibilidad de conocer y entender algo tan complejo como la teoría de la credibilidad, construida por los profesores Sarabia y Gómez Déniz.

El primer galardonado, Mariano Yzquierdo, nos sorprendió con el original y ameno planeamiento de su investigación. Otro de los galardonados, Joaquín Pedruelo, obtuvo el premio por un trabajo sobre dependencia que abordó desde un prisma riguroso y a la vez lleno de emoción. Como se ve, cada premio tiene, además del aporte científico, un lado humano gratificante e irrepetible.

Tengo que destacar la labor del jurado, que durante dos o tres meses leen, valoran, califican y comentan una media de 20 trabajos (pueden llegar a ser 7.000 páginas de lectura) en los meses de julio y agosto del año que se falla el premio. Este año nos toca, así que nos tenemos que empezar a preparar.