Inicio | Noticias | Depresión y salud mental: las cicatrices de la Covid-19
Depresión y salud mental: Las cicatrices de la Covid-19
Noticia, 
Smart Health

Depresión y salud mental: las cicatrices de la Covid-19

BDSEntornoSmart

Hoy, 13 de enero, es el Día Mundial de la lucha contra la depresión. En plena sexta ola de pandemia, la Covid-19 ha dejado estragos no solo en la salud física, sino también, y más si cabe, en la salud metal. Una de las patologías que más ha crecido ha sido la depresión. Una enfermedad que es la primera causa de discapacidad en el mundo.

Según los últimos datos recogidos por el INE sobre la reciente Encuesta europea de salud en España, entre la situación antes de la pandemia y durante la misma, se registra un aumento de 3,3 puntos porcentuales en el poco interés o alegría por hacer las cosas, de 2,8 puntos en la sensación de estar decaído o deprimido y de 2 puntos en los problemas para dormir. Por el contrario, se reduce 5,1 puntos la sensación de cansancio y 1,7 puntos el sentirse mal con uno mismo.

Los cambios en estos indicadores hasta julio de 2020 son más pronunciados en el caso de las mujeres que de los hombres, que parten de valores más altos previos a la pandemia. Destaca sobre todo que en 2020 un 5,4% la población registraba algún tipo de cuadro depresivo; esto son 2,1 millones de personas. Además, atendiendo a la severidad de la sintomatología, 230.000 se consideran graves.

Esta tendencia del ‘deterioro de la salud mental’ es uno de los cinco riesgos sobre los que ayer alertaba el Foro Económico Mundial, además, es el que más se ha deteriorado a nivel mundial con la crisis. Según remarcan desde el Foro: “Esta cicatrización de la sociedad agrava los retos de la elaboración de políticas nacionales eficaces y reduce la atención y el enfoque necesarios en la cooperación internacional para los desafíos globales”.

El empleado, ¿se siente cómodo hablando de su salud?

En los últimos años las empresas han aumentado el apoyo y los servicios de salud mental para sus empleados, una tendencia que es probable que continúe tras la pandemia. Según una investigación global de Allianz Partners, un tercio de los empleados afirmaban que se han sentido más cómodos hablando sobre salud mental en los últimos 12 meses que nunca antes, mientras que 6 de cada 10 creen que la gente se sentirá más cómoda hablando sobre su salud mental en el futuro.

A pesar de esto, sólo 1 de cada 10 utilizó servicios de terapia durante la pandemia, mostrando disparidad en los niveles de comodidad entre hablar de salud mental y acceder activamente a servicios de apoyo. Desde la aseguradora y alertaban el pasado mes en una Tribuna sobre la salud mental como «pandemia silenciosa» entre los estudiantes y cómo está transformando la forma en que los estudiantes planifican y se preparan en estos tiempos inciertos.

Para la directora de salud de Aegon, Belén González, “es de vital importancia dar visibilidad a este tipo de enfermedades, porque es un problema que padecen más personas de las que nos pensamos y que sin duda afectan a nuestra vida cotidiana”.  Los datos arrojados en el Estudio de Salud y Estilo de Vida de la compañía ponen de manifiesto que, tanto en los casos probables de ansiedad como de depresión, la mayoría refiere que estos síntomas han interferido algo en su vida cotidiana (53,7%) y el 14,7% que han interferido mucho.   

En concreto, el 20,6% de la población española encuestada presentaba síntomas compatibles con un posible caso de depresión o, al menos, sintomatología depresiva moderada. Esto significa que 1 de cada 5 personas podría presentar dificultades emocionales de tipo depresivo. 

«Según estudio de Aegon, el 20,6% de los españoles presentaba síntomas compatibles con la depresión. Es decir, 1 de cada 5 personas podría presentar dificultades emocionales de tipo depresivo»

Algunos ejemplos de los pasos que da el Seguro

Los acuerdos y el impulso por cuidar la salud de las personas y de sus empleados han sido una tónica cada vez más consciente dentro del sector asegurador en los últimos años. Tres distintos ejemplos lanzados en los últimos tres meses:

A mitad de octubre DKV Seguros cerraba un acuerdo con Affor Health, partner especializado en bienestar psicosocial. Se unieron para ofrecer a los clientes de DKV herramientas y campañas psicoeducativas que contribuyan al cuidado de la salud psicológica de las personas en las organizaciones. Por otra parte, los clientes de Affor Health podrán beneficiarse de incorporar, sin coste el Programa de Ayuda al Empleado (PAE), por el que la empresa podrá evaluar los riesgos psicosociales de la plantilla e identificar áreas de intervención.

Un poco más internacional, pero con raíces españolas es el acuerdo de MAPFRE con Koa Health para reforzar a los clientes en Costa Rica ante cualquier síntoma de ansiedad o depresión. Se trata de un primer paso con vistas a ofrecer el servicio en toda Latinoamérica.

Desde el mundo insurtech, la francesa Alan anunció la adquisición de la app de bienestar psicológico Jour por 17,3 millones de euros, y el lanzamiento del seguro de salud digital Alan Mind, dirigido al cuidado de la salud mental de los empleados. Este servicio estará disponible en España a principios de este año.

 




Tribuna



La necesidad de tomar conciencia

Tomás Martín, socio fundador de Dpen-D

A mí no me afecta. Eso no lo digo yo, ni se lo he escuchado decir a nadie.

La afectación psicológica se inició casi al mismo tiempo que la pandemia, pero su incidencia es muy superior, y posiblemente será más duradera en el tiempo. La impronta de la pandemia en la salud mental será una de las últimas huellas que deje la Covid-19.

En el pie de página incluyo algunos datos impactantes de la magnitud del problema, pero aquí no quiero hablar de ellos. Las cifras son suficientemente elocuentes para comprender la enorme envergadura del problema.

Ahora toca tomar conciencia y ponernos manos a la obra, porque es algo muy relevante, y que nos afecta a todos.

Si bien todavía estamos inmersos en una situación con continuos cambios (cambios que por cierto aumentan el estrés), y reformulando según las variables a las que nos vamos enfrentando, tenemos un esquema claro de los efectos más frecuentes.

Las consecuencias psicológicas más habituales son sintomatologías de estrés y de ansiedad, seguidas de sintomatología depresiva, y en tercer lugar alteraciones del sueño.

Ah! Y no olvidemos que la depresión es una enfermedad grave, porque puede llevar al suicidio.

¿Qué podemos hacer?

Como sociedad, es urgente que fortalezcamos los sistemas de salud mental para abordar correctamente una carga de trabajo creciente. Me consta que los servicios ya estaban desbordados antes de la pandemia.

Individualmente, cada uno desde nuestra responsabilidad, podemos hacer mucho en nuestro entorno más cercano. Tenemos que percibir la salud mental como una necesidad real para el equilibrio global de la persona, y terminar de vencer las reticencias históricas a la solicitud de ayuda psicológica, ya sea para nosotros mismos o animando a hacerlo a las personas cercanas que veamos que lo necesitan.

«Tenemos que percibir la salud mental como una necesidad real para el equilibrio global de la persona y terminar de vencer las reticencias históricas a la solicitud de ayuda psicológica»

¿Y qué hago yo?

Dpen-D y Dependentia van a poner en marcha una iniciativa de ayuda psicológica gratuita, que ofreceremos a todos los empleados del sector asegurador, consistente en una primera intervención, telefónica, o por videollamada en un entorno seguro.

No sé si de ésta saldremos más fuertes. Lo que sé es que necesitaremos ayuda para salir más o menos enteros.


  1. DATOS (Fuente: CIS).
  • El 41,9% de los españoles ha sufrido problemas de sueño desde el inicio de la pandemia.
  • El 38,7% se ha sentido cansado o sin energías.
  • El 35,1% de la población admite haber llorado en el último año y medio.
  • El 23,4% reconoce que ha sentido miedo a morir debido a la COVID-19.
  • Se han prescrito más del doble de psicofármacos que antes, sobre todo ansiolíticos, antidepresivos e inductores del sueño.
¿Te resulta interesante? Compártela: