Inicio | Noticias | Covid, salud mental y mujeres
Borrador automático
Blogs Tribuna, 
Semana de la Mujer en #RedEWI

Covid, salud mental y mujeres

Olga Sánchez, CEO de AXA España y miembro del Consejo #RedEWI
BDSMercadoREDEWI

Los hombres son, en general, más felices que las mujeres. Al menos eso es lo que se desprende de un reciente Estudio Internacional de Salud y Bienestar Mental llevado a cabo por el Grupo AXA. En la franja de edad de 35 a 44 años las mujeres son las que se sienten más pletóricas, pero en el resto de las edades, ellos son más felices.

La razón principal es que las mujeres tienen más preocupaciones financieras que los hombres, no en vano son las más afectadas por la inseguridad laboral y los trabajos más precarios. Los datos revelan que, precisamente, la inseguridad laboral y los ingresos económicos son un motivo de preocupación más para las mujeres que para los hombres. Ellas han sido las más afectadas por la destrucción de empleo y la reducción de jornada como consecuencia de la pandemia. Además, por lo general, trabajan en los sectores que más se han visto afectados por la Covid19, educación, atención médica y hospitalaria, etc.

«La inseguridad laboral y los ingresos económicos son un motivo de preocupación más para las mujeres que para los hombres»

El peso de la familia en época de pandemia

Tanto unos como otras consideran que sus vidas familiares han contribuido positivamente a su bienestar durante el último año. Sin embargo, existe un dato que me resulta espacialmente revelador y que, dentro de la minoría que dijo que la familia había sido un aspecto negativo, las mujeres eran un 30% más que los hombres.

No me cabe duda de que una de las razones que lo explican es que ellas han asumido las mayores responsabilidades familiares durante la pandemia, teniendo que conciliar las tareas habituales de los hogares con la educación escolar de sus hijos en las casas durante el confinamiento, y el cuidado de los familiares enfermos con sus propios trabajos. Todo esto ha tenido un gran impacto negativo en la capacidad de las mujeres para cuidar de sí mismas. La encuesta mundial refleja que han tenido menos tiempo para ellas, han hecho menos ejercicio físico y han sido más propensas a pensar en los aspectos negativos cuando las cosas iban mal, lo que ha dificultado su capacidad para recuperarse de la presión mental.

A todo ello habría que sumar la falta de confianza que muestran las mujeres frente a los hombres en la capacidad de los servicios de salud pública para tratar las enfermedades mentales. Tal vez por esta razón ellas son más propensas a evitar a los profesionales de la salud y recurrir a amigos cercanos y familiares en momentos de estrés.

Estos condicionantes podrían explicar, en general, por qué las mujeres mostraron en la encuesta menos autoaceptación que los hombres y menos fe en sus propias habilidades, ambos elementos muy importantes para para tener mayor esperanza en el futuro.

No hay género que valga; los hombres también se deprimen

Todo lo dicho hasta ahora no significa necesariamente que los hombres no experimenten angustia severa. Varias investigaciones han demostrado que, mientras que las mujeres son más propensas a reconocer síntomas de ansiedad y depresión, los hombres tienen mayores tasas globales de suicidio. Esto puede deberse a que ellos no reconocen sus problemas de salud mental de la misma manera que las mujeres. Un informe del American Journal of Men’s Health sugiere una tendencia subconsciente de los profesionales de la salud mental a pasar por alto la angustia masculina, lo que puede conducir a subestimar los casos de depresión y ansiedad entre los hombres.

La terrible pandemia que aún estamos sufriendo nos ha revictimizado. Sus consecuencias sobre nosotras no son tan evidentes, pero es muy probable que haya supuesto un retroceso en muchos de los logros conseguidos hasta ahora. Por eso, hoy más si cabe, tenemos que tomar impulso y comenzar ya a recuperar el terreno perdido.

«Hoy más si cabe, tenemos que tomar impulso y comenzar ya a recuperar el terreno perdido»

¿Te resulta interesante? Compártela: