by Graham Gordon, Director Global de Telematics Marketing, LexisNexis Risk Solutions

Viernes, Diciembre 21, 2018

La telemática continúa evolucionando y las distintas fuentes de datos pugnan por hacerse con el dominio: el vehículo conectado, el puerto OBD, las cajas negras, los dongles de 12 V, las apps de smartphones y otras posibles fuentes de datos aún desconocidas. Las aseguradoras deberían adoptar un enfoque independiente respecto a las plataformas en relación a los datos de los conductores.

Algunos artículos han señalado el hecho de que los fabricantes de vehículos tratan de cerrar progresivamente el puerto OBD para otros usos cuando el vehículo está en movimiento. Están empezando a surgir dudas sobre la disponibilidad de los datos derivados del puerto OBD (diagnóstico a bordo) del vehículo.

ACTUALMENTE, LOS VEHÍCULOS FORMAN PARTE DE UN COMPLEJO “SISTEMA DE SISTEMAS” QUE ADOLECE DE VARIAS VULNERABILIDADES, CADA VEZ MÁS DIFÍCIL DE PREDECIR

Hace tiempo que sabemos que los fabricantes de vehículos están a favor de controles más estrictos. Después de todo, se trata de un punto de acceso que no se diseñó originalmente para usar mientras el vehículo está en movimiento, sino para ofrecer acceso a los sistemas del motor y de reducción de emisiones así como a los datos de diagnóstico a los talleres de reparación y otros terceros.

Desde el punto de vista de los fabricantes de coches, pueden surgir problemas relacionados con la responsabilidad por los productos, así como problemas relacionados con la protección de datos que han de tenerse en cuenta a la hora de ofrecer acceso externo a los datos del vehículo. Los fabricantes han empezado a comercializar vehículos sin puerto OBD, a pesar del ingente sector de servicios que gira en torno a él, como la gestión de flotas, el diagnóstico remoto, la conducción ecológica, el cierre y la apertura de puertas a distancia, el arranque sin llave y, por supuesto, los seguros telemáticos.

LOS FABRICANTES DE VEHÍCULOS COINCIDEN EN QUE UN SISTEMA CABLEADO OFRECE DATOS PROPIETARIOS, Y MÁS FUNCIONES, QUE UN SISTEMA BASADO EN UN PUERTO OBD. PERO LAS ASEGURADORAS QUE HAN APOSTADO POR EL PUERTO OBD COMO PLATAFORMA DE DATOS PREFERENTE QUERRÁN PROTEGER SUS APUESTAS

Cada vez más aseguradoras que apostaron por productos de seguros telemáticos descubren que la envergadura de los retos globales, con el uso de distintos tipos de vehículos y fuentes de datos, es enorme y requiere un planteamiento global de acuerdos entre plataformas.

Declaraciones de BMW señalan que cada vez serán más los que apostarán por sistemas que cierren la transferencia OBD tan pronto como detecten que el vehículo está en movimiento. Los talleres de reparación independientes podrían conservar el acceso a los datos de diagnóstico por vía inalámbrica cuando el vehículo esté en el taller. Esperamos que los fabricantes de vehículos adopten un enfoque basado en licencias para conceder acceso a los datos, siendo el consumidor el que elija, en lugar de conceder acceso libre.

En cuanto a los fabricantes de vehículos, las cuestiones de seguridad, ciberseguridad y mantenimiento de la integridad de sus garantías están a la orden del día. Por su parte, tienen que competir con participantes nuevos como Apple, Google, Tesla o Amazon, que están introduciéndose en el mundo del vehículo conectado.

Necesidad de fiabilidad de los datos para las soluciones telemáticas

Las aseguradoras y todos los participantes en la tecnología de los vehículos conectados buscan una plataforma abierta, normalizada, independiente y capaz de suministrar un conjunto de datos normalizados de todo el sector. De esta forma, podemos empezar a pensar en el concepto de «Vehículo ampliado», en el que todos los implicados puedan obtener acceso a la plataforma en la nube y las APIs necesarias, garantizando la fiabilidad, la calidad, la seguridad y la interoperabilidad de los datos.

Los cambios darán lugar a un gran número de vehículos con puertos OBD activos que no se cerrarán en mitad de su ciclo de vida. Esto deja un excedente de vehículos cada vez más antiguos y, con el tiempo, cada vez más pequeño que seguirán utilizándose para seguros telemáticos.

Cada vez resulta más difícil predecir el futuro, en términos de hardware para vehículos y datos para seguros derivados del vehículo. Por eso creemos que los datos deben ser un activo que se comparta con el asegurador, con independencia de su procedencia. Nosotros desaconsejamos desarrollar un programa de seguros telemáticos basado únicamente en una tecnología o fuente de datos. La plataforma LexisNexis® Telematics Exchange está diseñada precisamente para superar estos tipos de problemas de adaptación y gestión de los datos.