by Eva Peribáñez, responsable del Área de Arte y Clientes Privados de HISCOX

Lunes, Abril 8, 2019

La pasada semana se publicaba la séptima edición del informe anual Hiscox Online Art Trade Report 2019, uno de nuestros hitos del año, y es que el arte forma parte de nuestro ADN. No solo lo aseguramos, también lo coleccionamos y disfrutamos, aprendiendo y conociendo cómo funciona y evoluciona este universo fascinante.

Nuestro informe sobre el mercado online del arte analiza cada año sus principales cifras de negocio, así como cuál es la realidad de los diferentes protagonistas, desde galerías y plataformas digitales hasta las grandes dominadoras del mercado como Sotheby's, Christie's y Heritage Auctions. En este sentido, la nueva edición confirma un crecimiento del 9,8% del mercado de arte online en 2018, hasta alcanzar un volumen estimado de 4.640 millones de dólares. La tasa de crecimiento anual continúa en desaceleración por tercer año consecutivo, la edición del año pasado suponía el 12%.

Este año además hemos fusionado dos de nuestras especialidades, arte y ciberseguridad. En el informe se han analizado cuales son los principales miedos y cómo se vive este nuevo paradigma en las plataformas de venta, las galerías y los propios coleccionistas. A estas alturas a nadie se le escapa que la ciberseguridad es transversal a cualquier tipo de negocio, independientemente de la actividad y tamaño. ¿Cómo no iba entonces a ser un aspecto determinante en un mercado digital donde es capital la protección de transacciones y datos confidenciales?

Cuando hemos preguntado a los gerentes de las plataformas online, el 21% se mostraba preocupado o muy preocupado sobre la amenaza de sufrir un delito cibernético y el 36% reconocía haber sido víctima de un incidente de esta naturaleza. Por su parte, el 42% de los galeristas que disponen de ecommerce reconocían haber sido objetivo de un delito cibernético en los últimos meses, y su intranquilidad hacia esta realidad ha aumentado 6 puntos, pasando de preocupar del 41% al 47% de los entrevistados.

En nuestro análisis del coleccionista o comprador de arte hemos descubierto que 4 de cada 10 se muestran preocupados por un posible incidente cibernético en el momento de la compra. Además, al 57% le preocupa especialmente el hackeo de su tarjeta de crédito o robo de datos financieros y la mitad también reconocía su intranquilidad sobre la posibilidad de que un tercero tenga acceso e intercepte facturas o información de pagos realizados. 

La seguridad cibernética plantea un desafío como ningún otro. Plataformas y coleccionistas se enfrentan a un enemigo que puede ser confrontado pero nunca derrotado del todo. Un mercado en plena expansión que debe crear su propio ecosistema de ciberseguridad y en que el que el sector asegurador debe asumir un papel protagonista.

Os animo a descargar el informe y descubrir más sobre arte y ciberseguridad, así como otros aspectos tecnológicos, como el desarrollo e impacto de las criptomonedas en este mercado o las posibilidades y desarrollo del blockchain para realizar un control y seguimiento de la titularidad de las obras de arte.