Victor Bayus es Vice President, Product Management Insurance, LexisNexis Risk Solutions

Martes, Marzo 12, 2019

Gracias al auge de Internet of Things (IoT), internet se ha convertido en un vasto repositorio de información sobre casi cualquier tema que se pueda imaginar. Damos por sentado la rapidez y la facilidad con la que podemos usar los motores de búsqueda para encontrar respuestas a preguntas, realizar compras y descargar música o videos.

Cuantos más datos pongamos en un motor de búsqueda, más relevantes serán los resultados que pueda proporcionar. Los motores de búsqueda se benefician del efecto de red de datos, en el que su valor para los usuarios aumenta a medida que más personas contribuyen a él mediante la búsqueda y el uso de los datos. Para la industria de seguros, esto puede ayudar a los operadores a ser más competitivos.

Cada compañía de seguros tiene datos sobre sus asegurados, historial de siniestros, casos de fraude y tendencias relacionadas con los intermediarios y sus propios agentes, intermediarios o personal de ventas directas. Toda esta información se encuentra aislada dentro de cada compañía y es de uso limitado para cada compañía individual, cuando se busca una visión más amplia y precisa de un riesgo.

Sin embargo, cuando estas compañías se unen como una industria para combinar sus respectivas bases de datos en un grupo de información masiva, obtienen acceso a datos que no pueden obtener individualmente. La belleza de las bases de datos contributivas es que una aseguradora proporciona sus propios datos a cambio de un conjunto de datos agregados más sólido que proporciona información sobre el mercado más amplio. Se da un poco,  y se recibe mucho a cambio, una propuesta de valor bastante persuasiva.

Para obtener más información sobre las bases de datos contributivas, descargue nuestro nuevo informe técnico 'Las bases de datos contributivas muestran su valor para las aseguradoras'.