Viernes, Mayo 4, 2018

De media, en el sector asegurador cada entidad invirtió en formación poco más de 400 mil euros en 2016 y solo un 21% de los altos cargos directivos de estas compañías recibió algún tipo de formación, según los últimos datos del sector. El mundo de los negocios plantea un ritmo de cambio y obliga a las personas con responsabilidad a dar respuesta a una realidad cada día más compleja, con la agilidad y eficacia como habilidades presentes ante los nuevos retos.

En la actualidad, el capital humano se ha convertido en uno de los activos más importantes de las empresas y la formación es una de sus herramientas para mantener a ese capital humano actualizado. Pero, en realidad, ¿por qué es importante renovarse a nivel profesional? A continuación, te damos tres razones:

  • Nuevos entornos, nuevas prácticas. Brotan nuevos roles y situaciones y es importante comprender el contexto para adaptarse a los nuevos tiempos y ofrecer la oportunidad de mejorar las destrezas empleadas.
  • Aprendizaje continuo. El aprendizaje continuo es una capacidad indispensable para mejorar la competitividad de las empresas y el perfil personal y profesional de sus empleados y colaboradores.
  • Promoción profesional.  El desarrollo de las capacidades y la adquisición de nuevas aptitudes profesionales, además de permitir trabajar eficientemente en equipo, acelerará tu carrera.

El Programa de Desarrollo Directivo en el Sector Asegurador que organiza INESE aborda aquellos temas y tendencias globales que influyen en el sector asegurador y financiero. Hemos seleccionado métodos educativos no tradicionales, con una participación activa del alumno y un enfoque práctico: sesiones inaugurales presididas por personas relevantes del mundo académico y de los negocios, discusiones sobre situaciones, coloquios y debates con importantes profesionales de la industria aseguradora y financiera.