Inicio | Noticias | ¿Cómo teletrabajan las directivas del sector asegurador?
Teletrabajo
Noticia, 
Entrevistas en Actualidad Aseguradora

¿Cómo teletrabajan las directivas del sector asegurador?

EmpresasMediaciónMercado

Como la práctica totalidad de profesionales de la industria aseguradora, las mujeres directivas del sector se han adaptado a la nuevo entorno del teletrabajo. Y la experiencia es positiva. Cristina del Ama (Allianz Seguros), Nieves Ribot (Preventiva), Susana Vázquez (Asitur) y Ana Muñoz (Ponce y Mugar) son cuatro de los profesionales del sector que responden a las preguntas de Actualidad Aseguradora para conocer mejor cómo está siendo la adaptación a este nuevo escenario.

La tecnología está permitiendo que la operativa del trabajo esté siendo casi similar a la de antes de la crisis sanitaria, con al ventaja ahora de poder disfrutar de más tiempo en familia, aunque reconociendo, casi todas ellas, que el trato personal se echa de menos.

 


Cristina del Ama, directora general y responsable del Área Comercial y Market Management de Allianz Seguros

“Es cuestión de organizarse”

 

En la situación actual, ¿cómo está gestionando el día a día de su trabajo?
Desde luego, vivimos una situación sin duda muy compleja a nivel emocional y en mi opinión debemos ser rigurosos a la hora de seguir las recomendaciones de los expertos para gestionar esta crisis global. En mi caso, estoy intentando seguir estos consejos y he establecido horarios de trabajo, tiempo para estar con mi familia y, la mayoría de los días, consigo no sólo separar estos dos “espacios” sino que además logro encontrar algún rato para practicar deporte, leer y conversar con familiares y amigos a los que ahora no puedo ver. Es cuestión de organizarse, como lo hacemos en nuestra vida diaria y normal.

¿De qué forma logra la conciliación familiar?
Yo diría que la conciliación familiar y compartir tiempo con aquellas personas con las que estamos viviendo esta situación de confinamiento es el gran elemento positivo que nos ha reportado esta crisis global. En mi caso, me permite estar más tiempo con mis dos hijos, ya mayores. Además, a través de la tecnología, hemos encontrado el tiempo y el momento para acercarnos más a aquellas personas con las que estamos más lejos y con las que habitualmente el ritmo frenético en el que nos movemos no nos permite dedicar suficiente tiempo.
Ahora, podemos utilizar los tiempos que antes invertíamos en desplazarnos para ir a la oficina o acudir a reuniones en distintos puntos de la ciudad para organizar las agendas y comer juntos o disfrutar una sobremesa. Eso es lo que yo, al menos, trato de hacer buscar entre la gran crisis que vivimos esos huecos junto a mi familia para reponer pilas y seguir trabajando para salir juntos de esto.

En Allianz hace tiempo que implantamos esta fórmula como parte de nuestra rutina y estamos por tanto muy habituados a esta manera de operar

¿Qué está siendo lo más complicado del teletrabajo?
En términos de operativa no está resultando complicado el teletrabajo. En Allianz hace tiempo que implantamos esta fórmula como parte de nuestra rutina y estamos por tanto muy habituados a esta manera de operar. Aunque el matiz es que ahora lo hacemos de forma continua y eso nos priva del contacto personal y las conversaciones en directo algo que, en mi opinión suma, tanto en las relaciones profesionales como personales y que yo, personalmente, echo de menos.

Entrevista íntegra con Cristina del Ama.


 

Susana Vázquez, directora de Operaciones Multirriesgos de Asitur Asistencia

“Las relaciones humanas son positivas para mejorar las laborales y tendremos que recuperarlo”

 

En la situación actual, ¿cómo está gestionando el día a día de su trabajo?
En primer lugar me gustaría decir que en Asitur estamos la totalidad de la plantilla haciendo teletrabajo. Ya una semana antes de que se decretara el estado de alarma teníamos al 70% de la plantilla del contact center trabajando desde casa (habitualmente lo hace el 25%), y solo tres días después de la declaración lo hacía la totalidad del personal. Nuestra experiencia previa en teletrabajo ha facilitado este despliegue masivo y rápido garantizando, además, la productividad y la atención telefónica habituales.
Mi día a día es muy similar a lo que estaría haciendo en la oficina. Incluso, podría decir, que es más intenso puesto que ahora. Aparte del business as usual, tenemos que gestionar una situación totalmente novedosa y muy cambiante y esto requiere mayor dedicación. Por otra parte, el tiempo que nos ahorramos en desplazamientos lo estamos aprovechando para trabajar.
No obstante, personalmente pienso que es una suerte poder hacer teletrabajo en esta situación de confinamiento tan difícil que nos está tocando vivir, ya que se pasa el día más rápido. Por eso, el tema del horario laboral no es algo que me preocupe demasiado. Lo que sí que procuro es coordinar mis horarios con los del resto de la familia y, en la medida de lo posible, poder comer juntos por ejemplo, lo cual ya constituye una agradable novedad.

¿De qué forma logra la conciliación familiar?
En casa somos tres, y nos organizamos perfectamente: mi marido y yo teletrabajando, y mi hija “tele estudiando”. Para todos es un nuevo reto, pero nos hemos adaptado muy bien, cada uno en su propio espacio de la casa. Aunque es cierto que los tres estamos dedicando más horas de las habituales, el hecho de estar en casa te da cercanía y eso es un plus emocional en estos momentos.
Habitualmente se nos va mucho tiempo en desplazarnos y comer fuera, y todo eso lo hemos ganado para estar juntos y se agradece; cuando no lo tienes lo valoras mucho más. Al acabar la jornada hacemos ejercicio juntos y, al final, acabamos estableciendo unas nuevas rutinas que han mejorado la conciliación familiar que a veces echamos en falta.

Para todos es un nuevo reto, pero nos hemos adaptado muy bien, cada uno en su propio espacio de la casa

¿Qué está siendo lo más complicado del teletrabajo?
Me ha costado pensar la respuesta porque sinceramente no estoy viendo muchas dificultades. Aunque yo siempre he sido partidaria del teletrabajo, tenía mis dudas de que funcionara de manera tan constante y de forma tan masiva, siempre pensé en un par de días a la semana como mucho, pero veo que se puede y he sido la primera sorprendida en ver que las cosas no cambian tanto, y que se puede trabajar con la misma eficiencia, incluso con mayor concentración en lo que haces que a veces no es posible en la oficina donde solemos tener más interrupciones.
Cuando trabajas con equipos, sí es cierto que la cercanía ayuda a saber muchas cosas, pero en nuestro caso estamos acostumbrados a tener parte del equipo en distintos centros (tenemos plataforma en Tres Cantos, en Alcorcón y teletrabajando habitualmente), y somos conscientes de que tenemos que llegar a todos, por tanto, en ese sentido, estamos acostumbrados al teléfono y a las videoconferencias.
No cabe duda de que las relaciones humanas son positivas para mejorar las relaciones laborales, y eso tarde o temprano tendremos que recuperarlo, ahora quizás sea fácil porque todos nos conocemos, pero me pregunto si conseguiríamos tener la misma cercanía con una persona nueva sólo con el teletrabajo sin llegar a conocernos en persona. Posiblemente costaría mucho más tiempo.

Entrevista íntegra con Susana Vázquez.


 

Nieves Ribot, directora de Marketing y Comunicación de Preventiva

“La cuarentena nos permite disfrutar de momentos especiales con la familia”

 

En la situación actual, ¿cómo está gestionando el día a día de su trabajo?
Me gusta empezar todos los días a la misma hora, 8:30, después intento hacer una pausa a media mañana, y sobre las 14:30 paro una hora para comer. Por la tarde, todo depende de los días y de la carga de trabajo, tener un horario muy estricto resulta difícil, pero igual que ocurre en una situación normal cuando trabajamos en la oficina. Eso sí, los fines de semana, intento que la desconexión sea total para poder dedicar el tiempo a mi familia, a leer, ver una serie etc.

¿De qué forma logra la conciliación familiar?
La verdad es que tengo suerte. Mis hijos tiene 13 y 15 años y ya no necesitan tanta atención y cuidados como cuando eran pequeños. Además, al estar en casa todo el tiempo, y a pesar de que a veces es difícil desconectar del ordenador, esta cuarentena me está permitiendo pasar más tiempo con mi familia y disfrutar de momentos especiales todos juntos; hemos vuelto a jugar al parchís, a bailar juntos, a cocinar y a disfrutar de las comidas y sobremesas. Por último, tenemos un sistema de reparto de tareas muy eficaz que hace que, todos tengamos nuestras responsabilidades y participemos por igual en las tareas de la casa.

En casa tenemos un sistema de reparto de tareas muy eficaz que hace que todos tengamos nuestras responsabilidades y participemos por igual

¿Qué está siendo lo más complicado del teletrabajo?
Lo más complicado es la falta de contacto social con mis compañeros. Personalmente echo mucho de menos compartir con ellos el día a día, y claro está, también el momento del café en el que intercambiamos, además de algún dulce, nuestras inquietudes y por supuesto nuestras alegrías y éxitos.

Entrevista íntegra con Nieves Ribot.


 

Ana Muñoz, socia fundadora de Ponce y Mugar

“La experiencia del teletrabajo es muy buena”

En la situación actual, ¿cómo está gestionando el día a día de su trabajo?
Todo el equipo de Ponce y Mugar trabajamos desde casa con horario marco de 8,30 a 14,30 h y nuestra preocupación inicial de no poder dar el mismo servicio a nuestros clientes, se ha ido disipando con el paso de los días

¿De qué forma logra la conciliación familiar?
La ventaja actual es que al estar en casa, aunque estés en el despacho trabajando, se tiene la sensación de estar siempre; además la comida la hacemos juntos, con sobremesa incluida y ciertamente es una felicidad y obviamente nada que ver con la situación laboral de siempre sales de casa a las 8 h y vuelves a las 20 h.

La ventaja actual es que al estar en casa, aunque estés en el despacho trabajando, se tiene la sensación de estar siempre

¿Qué está siendo lo más complicado del teletrabajo?
Nuestra esencia es la atención al cliente, su asesoramiento, la captación de negocio y estas áreas en muchas ocasiones requiere de reuniones presenciales y aunque vía telemática se puede lograr cercanía a veces se complica en determinadas gestiones. Pero como decía, la experiencia es muy buena.

Entrevista íntegra con Ana Muñoz.

Autor: