Inicio | Noticias | Cerrando la brecha: ¿Cuál es la perspectiva de liderazgo de las mujeres en el sector financiero?
Cerrando la brecha: ¿Cuál es la perspectiva de liderazgo de las mujeres en los servicios financieros?
Noticia, 
Informe McKinsey

Cerrando la brecha: ¿Cuál es la perspectiva de liderazgo de las mujeres en el sector financiero?

Las empresas que apuestan por la diversidad de género en los equipos ejecutivos tienen un 21% más de probabilidades de mejorar en cuanto rentabilidad y un 27% más de demostrar una creación de valor superior
EntornoMercadoREDEWI

¿En qué situación se encuentra el sector de los servicios financieros en lo que respecta a la igualdad entre géneros? Para responder a la pregunta, un informe de McKinsey examina las experiencias de los empleados de los servicios financieros en EE.UU. y recoge algunas ideas de las mujeres líderes, además de revisar las políticas y programas de mejores prácticas para promover la diversidad y la inclusión en el sector bancario y asegurador.

En América del Norte las mujeres representan más de la mitad de la fuerza de trabajo del sector de los servicios financieros, pero estos puestos son ocupados en su mayoría en la parte de abajo de la pirámide. No obstante, cada vez más mujeres han alcanzado los niveles más altos dentro de las empresas, un número que sigue creciendo, aunque este camino está siendo muy lento. A pesar de estos progresos, las mujeres representan menos de uno de cada cinco puestos de la C-suite dentro de este sector. Queda mucho por hacer para lograr la paridad entre los géneros en el sector de los servicios financieros, concluye el informe.

“Después de 32 años en la industria de los servicios financieros, lo que más me alienta es que el tema de la diversidad de género está en llamas. Pero todavía hay mucho trabajo por hacer”, afirma Margo Cook, Servicios de Asesoría de Nuveen

La paridad de género por los números

Más del 90% de las empresas de servicios financieros encuestadas afirman estar comprometidas con la diversidad de género. Este compromiso tiene un claro sentido comercial: las empresas con mayor diversidad de género obtienen mejores resultados, añade el informe. La investigación de McKinsey ha demostrado que las empresas que apuestan por la diversidad de género en los equipos ejecutivos tienen un 21% más de probabilidades de obtener mejores resultados en cuanto a rentabilidad y un 27% más de probabilidades de demostrar una creación de valor superior. Además, estas empresas que apuestan más por la diversidad étnica/cultural en los equipos ejecutivos tenían un 33% más de probabilidades de tener una rentabilidad líder en la industria.

“La mejora de la representación de las mujeres líderes conducirá a una visión más completa de los clientes. Esto es particularmente crítico en los servicios financieros, dado que más de la mitad de las mujeres controlan ahora las finanzas de su hogar y son responsables de los ahorros e inversiones del hogar”, recuerda la consultora. Además, las empresas que no se centren en la diversidad de género se encontrarán en desventaja en la guerra por el talento.

“Quien no piense en cómo atraer a más mujeres no podrá competir, ya que sólo están recortando la mitad del talento de su conjunto de oportunidades”, Jenny Johnson, Franklin Templeton Investments

La diversidad de género ¿es real?

Dado que hay un fuerte argumento comercial para el cambio, hay que trabajar mucho más, afirma la consultora. Por ello, desde este estudio se desglosa el estado actual de la diversidad de género en la industria de los servicios financieros para considerar el impacto por subsector, nivel de empleo y raza. También exploramos las experiencias de los empleados en el lugar de trabajo para comprender mejor las causas fundamentales de los desafíos actuales. Los problemas de paridad de género que enfrenta la industria de servicios financieros son complejos, pero hay formas de abordar estos desafíos para mejorar la representación de la mujer en todos los niveles.

La investigación muestra que las mujeres siguen estando significativamente subrepresentadas en los niveles superiores de las empresas de servicios financieros. Las mujeres y los hombres en los servicios financieros comienzan sus carreras en paridad, constituyendo aproximadamente porciones iguales del personal de nivel inicial, pero más arriba en la escala, las mujeres representan sólo el 19% de los puestos en el C-suite (Exhibición 1). Esto es ligeramente inferior al promedio del 22% de las mujeres estadounidenses en general.

Una brecha de ambición

Las mujeres que comienza en puestos más bajos en los servicios financieros rara vez se imaginan a sí mismas en un puesto ejecutivo de alto nivel; sólo el 26% se propone este objetivo, en comparación con el 40% de sus pares varones y el 31% de las mujeres de entrada en todas las industrias. Las mujeres que se inician en los servicios financieros citan la falta de interés en tales funciones, la preocupación por el equilibrio entre los compromisos familiares y laborales, la presión que se percibe asociada a los altos cargos y el exceso de política como las principales razones por las que la trayectoria profesional de liderazgo es menos atractiva. Si bien los hombres de nivel inicial comparten algunas de estas preocupaciones, es mucho menos probable que expresen su preocupación por la presión del trabajo. Esta diferencia podría explicarse en parte por las diferencias reales en las experiencias que los líderes masculinos y femeninos dicen tener en el lugar de trabajo, recuerda la consultora.

Un número limitado de modelos femeninos en posiciones de liderazgo también podría limitar la motivación de las mujeres para llegar a la cima. «La falta de mujeres en los puestos de dirección es un ciclo que se autoperpetúa», afirma Deanna Strable, vicepresidenta ejecutiva y directora financiera de Principal Financial Services. «Debido a que no tenemos muchas mujeres en la suite C, las mujeres jóvenes no ven modelos de conducta o caminos potenciales hacia el liderazgo a nivel ejecutivo y son más propensas a deseleccionarse a sí mismas de los puestos de liderazgo de nivel superior», añade por su aprte Marianne Lake, Directora Financiera de JPMorgan Chase, cree que tener más mujeres en todos los niveles ejecutivos superiores es importante para inspirar a las mujeres de nivel inicial a apuntar más alto.

«Creo que las mujeres están buscando en la industria, la junta directiva, la C-suite y la dirección personas que se parezcan a ellas para que entiendan que también pueden tener éxito en esos puestos», Marianne Lake, Directora Financiera de JPMorgan Chase