Inicio | Noticias | Caso Spanair: el Tribunal Supremo confirma la aplicación del Baremo para valorar el daño personal sufrido en un accidente de aviación
Enrique Navarro, partner / Hilda Gallego, associate de Clyde & Co
Blogs Tribuna, 
Observatorio Clyde & Co

Caso Spanair: el Tribunal Supremo confirma la aplicación del Baremo para valorar el daño personal sufrido en un accidente de aviación

Enrique Navarro, partner / Hilda Gallego, associate
BDSEmpresasMercado

Como es conocido por todos, el 20 de agosto de 2008, hacia las 14.23 horas, una aeronave de la compañía Spanair MD 82, número de registro EC-HFP, que operaba el vuelo JKK5022 y que iba a despegar desde el aeropuerto de Madrid-Barajas con destino a Las Palmas de Gran Canaria, se estrelló en el aeropuerto por un accidente en el momento del despegue desde la pista 36L. En el siniestro fallecieron 154 personas y resultaron heridas otras dieciocho.

Los supervivientes del accidente y familiares de las víctimas demandaron a la aseguradora de responsabilidad civil de la aeronave. Estas demandas se han resuelto por diversos tribunales, habiéndose ya pronunciado el Tribunal Supremo en reiteradas ocasiones, especialmente sobre el criterio de cuantificación de este tipo de indemnizaciones. La más reciente, la sentencia del pasado 21 de diciembre de 2021, trae causa de una demanda interpuesta por 71 demandantes (familiares de 27 víctimas, así como un superviviente y sus familiares) en reclamación de diversas indemnizaciones por fallecimiento o por daños y perjuicios de un superviviente, ascendiendo la reclamación total a 42.496.754,50 euros, más los intereses del art. 20 LCS.

Con el objetivo de evitar la aplicación del Baremo, los demandantes argumentaron que la responsabilidad de la aerolínea prevista en el Convenio de Montreal de 28 de mayo de 1999 tiene carácter ilimitado, por lo que debe atenderse al principio de reparación íntegra del daño.

En primera instancia, el Juzgado de lo Mercantil nº12 de Madrid estimó parcialmente la demanda, condenando a la aseguradora al abono de las cantidades resultantes de aplicar el RDL 8/2004, de 29 de octubre (el Baremo) con incremento del 50% como factor corrector.

En segunda instancia, la AP de Madrid amplió el derecho a indemnización de los hermanos de las víctimas (por referencia a la Ley 35/2015, que los considera perjudicados), rechazó el incremento solicitado por las víctimas del 100% sobre las cantidades resultantes de aplicar el Baremo, y confirmó la adecuación de utilizar el Baremo con un factor corrector del 50%.

Finalmente, el Tribunal Supremo ha reiterado las consideraciones de sentencias anteriores sobre este mismo siniestro, circunscritas a la adecuación de la utilización orientativa del Baremo en indemnizaciones de responsabilidad civil distintos a los de circulación de vehículos a motor, como los accidentes de aviación. Además, especifica que el principio de total indemnidad no implica indemnizar el total de los daños reclamados, sino que no haya daños que hayan quedado sin indemnización.

Así, el Tribunal Supremo confirma lo establecido en primera instancia sobre los criterios indemnizatorios (Baremo + 50% e indemnización a favor de los hermanos) y acepta que la indemnización por aplicación orientativa del Baremo se adecúa a la normativa de la UE y convencional que regula la responsabilidad del transportista aéreo.

Las diversas sentencias del Tribunal Supremo, a raíz del caso de Spanair, sobre la conveniencia de la utilización orientativa del Baremo en el cálculo de indemnizaciones derivadas de accidentes de aviación, permiten tener una referencia cierta de eventuales indemnizaciones que tendrán que afrontar las compañías, en relación con otros accidentes aéreos, y debe evitar la interposición de demandas por cuantías excesivas.

¿Te resulta interesante? Compártela: