Inicio | RC Profesional | Carta a un directivo de 2031
David Heras Hiscox
Descubre Ciberriesgos, 

Carta a un directivo de 2031

David Heras, director general de Hiscox Iberia
BDSDescubre

Querido compañero,

El mundo se está despertando, poco a poco, de un letargo que nos ha “robado” más de un año de nuestra vida, tal y como la conocíamos hasta marzo de 2020. Las fases de vacunación se van completando para cada franja de edad, tú ahora no llegarás a los 30 años así que te tocará esperar un poco más, pero el momento vendrá más pronto que tarde, estoy seguro. En estos días comienzan a establecerse las bases de un mundo en el que estás llamado a ser el protagonista, y espero que entre todos seamos capaces de aprovechar esta piedra en el camino para ir más allá de lo que ahora llamamos “vieja normalidad” y crear algo nuevo y, sobre todo, mejor.

El reto que los directivos de hoy tenemos por delante es mayúsculo.  Ojalá estemos a la altura porque de nuestro buen hacer depende que, dentro de una década cuando tú estés en mi lugar, te encuentres con la mejor base posible donde poder desarrollar tu talento. Quiero aprovechar esta carta para avisarte de que, en el día a día de tu actividad, te enfrentarás a retos que tú y tu equipo deberéis asumir, pero que también podréis transferir el riesgo a un seguro como el de Administradores y Directivos que seguramente habrá evolucionado a lo que tenemos hoy. Quizá lo mejor es que en este mismo instante llames a tu correduría de seguros y te dejes asesorar, si los corredores del futuro son como los de ahora, sé que estarás en buenas manos. Pero déjame que te apunte alguno de estos riesgos que hoy dan sus primeros pasos y para los que tal vez, cuando llegue tu momento, puedas estar preparado.

  • Ciberseguridad.  La transformación digital definitiva del tejido empresarial se habrá convertido en una realidad cuando tú estés al mando. Cuidado entonces, en estos momentos los directivos y administradores no son responsables directos en caso de que la empresa sufra un incidente cibernético pero posiblemente en una década esto haya cambiado y de ti dependa, directamente, poner en marcha una estrategia de ciberseguridad así como los medios necesarios para que ningún dato de tu compañía y ninguno de tus empleados sufra un incidente que pueda derivar en la demanda de un tercero.
  • Diversidad. Si todo va según lo planeado, en 2031 las empresas se habrán convertido en un lugar de inclusión donde cualquier tipo de persona pueda desarrollar su actividad con la máxima seguridad, hoy esto, lamentablemente no es así. Existe una gran mayoría de empresas que desarrollan planes para que este cambio suceda, y espero que dentro de una década todos estos esfuerzos hayan servido. Pero atención, a mayor diversidad e inclusión más posibilidades de que alguien rompa el protocolo y genere daños morales en un compañero, y tú seas el responsable directo como máximo representante de la organización.
  • Marco legal. A este nuevo mundo que se está creando también le acompañará la regulación del mismo. Hoy todavía tenemos ciertas lagunas legales en temas como digitalización, medioambiente o fiscalidad internacional, que poco a poco irán tomando forma. Estoy seguro de que estás al tanto de todas estas novedades y quizá en algunas de ellas, en caso de infracción, seas tú quien pueda verse expuesto a una reclamación por actos de gestión negligentes.
  • Reputación e información. Imagino que en 2031 la tendencia se habrá convertido en norma y el valor de las empresas ya no se medirá por su patrimonio físico o sus fábricas o sucursales, sino que la reputación de las mismas y la información que manejan serán la auténtica vara de medir para saber quién son y por qué su propuesta es totalmente diferente al resto. Como directivo eres el encargado de proteger ambos bienes, ya sean materiales o inmateriales, y una negligencia podrá derivar en la denuncia de un tercero con intereses en tu compañía como un socio o accionista.

Todo esto puede que ocurra, o puede que no, pero si no son estos algunos de los principales riesgos a los que estás expuesto hoy, serán otros. En cualquier caso cuando leas esta carta espero que sepas quién es Hiscox, hoy trabajamos cada día para que así sea, y que entonces, dentro de 10 años, sigamos siendo capaces de ofrecer a directivos y administradores el mejor producto para cubrir sus riesgos y patrimonio personal como ocurre con los dirigentes de hoy.

Autor:
¿Te resulta interesante? Compártela: