imagenweb
Noticia, 

Brunch & Florence Cesmat, directora general de Asefa 

ProtagonistasREDEWI

Venir a Madrid supuso para Florence Cesmat “una oportunidad para avanzar” tanto desde el plano más personal como laboral. Entró en el sector asegurador “de casualidad, como mi generación entera”, tras haber estudiado Empresariales en una escuela de negocios en su Francia natal. Después de pasar por distintos puestos, ejerció el cargo de directora de las filiales de SMABTP desde Francia, lo que le permitió tener un amplio conocimiento de Asefa en España. Para la ejecutiva es muy importante la Diversidad, aunque reconoce que aplicarla en una empresa con poca rotación como la suya “es difícil”. Optimista por naturaleza, tiene clara la importancia de separar la vida personal de la laboral. Le pedimos un avance de 2024: “El foco estará en transmitir confianza, dejar claro que no nos vamos a retirar de España.

¿Te resultó difícil la decisión de venir a trabajar y vivir en España?

Florence Cesmat.- No. Ya estuve trabajando en España tres años, a finales de los 90. Me casé relativamente tarde, con 40 años y, por decisión mutua, no tuvimos hijos. Lamentablemente, mi marido falleció repentinamente hace cuatro años, al año y medio de ello Grupo SMABTP me propuso coger este puesto en España. La verdad es que me vino muy bien, porque me ayudó a superarlo, a cambiar mi vida. Fue una muy buena oportunidad de avanzar y aquí estoy ahora, en Madrid, desde hace dos años y medio, muy contenta.

 ¿Dónde empezaste tu singladura en el mundo del Seguro?

Florence Cesmat.- Estudié Empresariales en una escuela de comercio en Francia y entré por casualidad en el sector de seguros, creo que como mi generación entera. Los últimos meses de la carrera los hice de prácticas en Axa. Después, contesté a un anuncio de empleo anónimo, en el que no sabía qué empresa ofertaba el trabajo y en la segunda entrevista me enteré de que era UAP. Comencé a trabajar como suscriptora de responsabilidad civil para grandes riesgos; fue una gran experiencia. La empresa creó un grupo dedicado a los grandes riesgos con suscriptores, tramitadores de siniestros, controladores técnicos, su propia unidad dentro del grupo. En todos los servicios los directores tenían bastante presupuesto para poder contratar jóvenes diplomados y de diferentes carreras; antes solamente seleccionaban licenciados en Derecho, pero empezaron a contratar de Empresariales, Ingenieros, etcétera.

¿Conocías antes algo del mercado español?

Florence Cesmat.- Sí, ya lo conocía porque cuando entré en Grupo SMABTP, en Francia, lo hice como directora de las filiales y, entre ellas, ya estaba Asefa. Durante esa época trabajé dos años con Cyrille Mascarelle desde Francia; yo era supervisora de estas entidades, incluida la española, por lo que pude conocer un poco lo que pasaba aquí y cómo funcionaba Asefa.

Hablando de la actualidad de Asefa. ¿Por qué la venta de Salud?

Florence Cesmat.- Habíamos llegado a un punto en el que teníamos una cartera de Salud rentable, que funcionaba muy bien, pero no tenía ninguna solapa posible con la construcción; son dos mundos muy, muy distintos. La cartera era relativamente pequeña, con menos de 35.000 asegurados. Entonces, en este sector, donde cada vez se ve más concentración, tanto de aseguradoras, como de proveedores, hay que tener un cierto tamaño para negociar buenas condiciones de tarifas. Y, por ello, nos enfrentamos a la decisión de invertir para crecer, pero en un momento en que todos lo quieren hacer y resulta muy difícil, o aprovechamos que la cartera es buena, la vendemos y con el beneficio seguimos invirtiendo en lo nuestro. Así lo  hicimos y lo cierto es que vendimos Salud muy bien.

«Habíamos llegado a un punto en el que teníamos una cartera de Salud rentable, que funcionaba muy bien, pero no tenía ninguna solapa posible con la construcción; son dos mundos muy, muy distintos»

¿Y lo de convertir la empresa en sucursal, qué ventajas tiene?

Florence Cesmat.- Fue también un proceso de maduración, pensamos que nosotros en España queríamos reforzar todo lo que está enfocado al mercado y a los clientes; la distribución, la gestión de contratos y siniestros y el control técnico. Todo lo demás es un peso sobre la empresa que tiene mucha carga burocrática, lo que en una empresa pequeña acaba tomando mucho tiempo y no aporta valor añadido para la actividad diaria. Vimos entonces la opción de convertirnos. Podíamos pasar a LPS porque SMA SA, nuestra casa madre, ya tiene licencia para LPS en España. No obstante, valoramos que Asefa, su nombre, su gente, su organización tiene una posición muy fuerte, una ventaja en el mercado que quisimos aprovechar, por eso hemos escogido convertirnos en Sucursal. Además, la Sucursal es un establecimiento permanente español, de derecho español, que nos permite guardar esta presencia, pero transferir a la casa madre en Francia la parte legal de la compañía de seguros. O sea, que ahora somos Sucursal de SMA SA en España.

“No nos retiramos del mercado español”

¿Cómo ha acogido el mercado, en general, estos cambios?  

Florence Cesmat.- Me alegro de que se me haga esta pregunta porque, a raíz de salir la noticia de que nos convertíamos en sucursal, leí mensajes que después de esto, y de la venta de Salud, nos íbamos a retirar del mercado español y no es así.

Salud fue una manera de salvar muchos empleos después de la crisis inmobiliaria. En aquel entonces, Asefa solo hacía Construcción. Para intentar mantener la empresa intentamos diversificarnos. Pero la razón fundamental de ser de Asefa desde el principio es Construcción. Así que volvemos a ello, es lo que mejor sabemos hacer, aunque también habíamos aprendido a hacer bien Salud, pero no estaba en nuestro ADN. Quiero añadir que la reciente inauguración de nuestras oficinas en Barcelona sirve para demostrar que apostamos fuerte por el mercado español.

Trabajando la diversidad

¿Cómo trabajáis en vuestra compañía la Diversidad? 

Florence Cesmat.- Para mí es un tema muy importante, pero cuando tienes una plantilla con cierta antigüedad y muy poca rotación, es difícil manejarlo. Por ello, estamos muy atentos a cambiar el perfil generacional. Por ejemplo, cuando tenemos la posibilidad de contratar alguien en la platilla, buscamos que sea un perfil joven e intentar, efectivamente, que no sean todos del mismo ‘molde’, pero eso es un trabajo que se va logrando cambiar con el tiempo.

En Diversidad e Igualdad, ¿cómo ves que está España? ¿Y respecto a Francia?

Florence Cesmat.- En mi opinión veo que estamos avanzando mucho en ambos países. Incluso diría que, a nivel general, en España es más natural la Diversidad que quizás en Francia, donde se nota un poco forzado el papel de impulsar a la mujer en el trabajo. En España parece que ya hemos superado esta parte, el hecho de que es algo que debe hacerse, aunque sigue habiendo camino y margen de mejora.

Además, en el mundo profesional o en la alta dirección existe y se plantea la cuestión de por qué no hay más mujeres. Yo creo que es porque en la alta dirección de las empresas de seguros, por lo menos, aunque apostaría que es igual en muchas empresas de servicios, hay un molde desde hace años ya establecido que cuesta abrirlo y para  nosotras es un poco incómodo. Además, también en la diferencia y la forma de actuar según el género.

«Cuando tienes una plantilla con cierta antigüedad y muy poca rotación, es difícil manejarlo. Por ello, estamos muy atentos a cambiar el perfil generacional»

Lee la entrevista íntegra de Florence y conoce su opinión sobre los Consejos paritarios o los retos del seguro, en Actualidad Aseguradora digital.

¿Te resulta interesante? Compártela: