Inicio | Noticias | Brunch con Silvia Cruz López, directora de RRHH, Planificación y PMO en ARAG
Brunch con Silvia Cruz López, directora de RRHH, Planificación y PMO en ARAG
Noticia, 

Brunch con Silvia Cruz López, directora de RRHH, Planificación y PMO en ARAG

BDSEmpresasProtagonistasREDEWI

Hace catorce años que Silvia Cruz López, directora de RRHH, Planificación y PMO en ARAG, llegó a la compañía proveniente de Accenture. Tras un periodo más unido a su perfil consultor, decidió dar el gran salto al Área de Personas. Reconoce que asumir las funciones de RRHH marca un antes y un después en su carrera profesional: “Tuve que adquirir una responsabilidad más directa y estar más implicada con unas decisiones que tienen gran impacto y que, lógicamente, afectan a las personas”.

“Cuando me incorporé al área de RR.HH ésta era más pequeña. Nos marcamos darle un impulso y crecer”, explica. “Poco a poco creamos un departamento más moderno. Ahora incluso la parte ligada a desarrollo y talento se ha separado y se lidera desde otra división”. “Algo -puntualiza- que me hace sentir muy orgullosa porque se le da una gran importancia al desarrollo del talento dentro de la compañía”, afirma. 

Le pedimos un esquema de sus actuales funciones. “Llevo más el ámbito laboral y la gestión de plantilla. Hemos crecido mucho en número de empleados, somos 600 en total (incluyendo España, Portugal y Servicios)”. Se encarga también de la gestión combinada con la otra vertiente de operativa o procesos. “Dirijo el Departamento de Planificación Operativa, que gestiona la calidad, la mejora de procesos y el dimensionamiento, por lo que más se nos conoce”. ¿Qué es esto? “Pues que, según los modelos de seguimientos de carga de trabajo y de prioridades, definimos junto a las distintas áreas las necesidades del personal. Esto sería el punto crítico en seguros ya que… ¡Ojalá tuviéramos una bola de cristal!”, matiza. 

“Pero al final -reconoce- hay que prevenir y proyectar sobre estadísticas de ocurrencias de un siniestro y se hace complicada la planificación. Aun así, los modelos predictivos con los que trabajamos son buenos. Y en base a eso gestiono con las dos vertientes: la operativa y la parte laboral de la plantilla”. 

Covid y Teletrabajo

Damos un paseo por la revolución actual que vive el Departamento de Recursos Humanos tras la Covid-19. “Lo cierto es que teníamos planificado el proyecto de teletrabajo para el primer cuatrimestre de 2020. Queríamos empezar a definir el proyecto, pero tras la pandemia tuvimos que acelerarlo y hacerlo en 15 días”, recuerda. “Desde entonces, estamos en casa o en las oficinas; actualmente es algo totalmente voluntario”. 

Cuando llegó la pandemia, asevera, “nos tuvimos que poner dos gorras: la de la salud, que incluía cuidar a los empleados, y la operativa, ya que no había estacionalidad y hubo que adaptar muchos modelos”. Por ejemplo, detalla: “batimos récords de llamadas en el Departamento Jurídico. Las cuestiones legislativas han sido cruciales y, por eso, tanto esta división como la de siniestros han crecido mucho”, reconoce. 

Haciendo balance, analiza Silvia Cruz, “puedo decir que estamos contentos porque nos hemos crecido con la crisis sanitaria, hemos logrado esa resiliencia que queremos tener y hemos tenido que superarnos ante la adversidad”. 

En cuanto al futuro del teletrabajo, en su organización se apuesta por un modelo híbrido: “Ya que puedes beneficiarte de las dos ventajas”. Por ello, adelanta, a partir de octubre comenzarán la desescalada y el retorno presencial a la oficina, “algo que también se hace necesario; la vuelta a la normalidad y recuperar el trato personal es imprescindible”.

Un sector más atractivo

Para la ejecutiva, debido a la pandemia, “todos hemos vivido en nuestras carnes lo importante que es la conciliación”. Desde su propia experiencia, recuerda, “como madre trabajadora ha sido más duro ser a la vez madre y directiva y gestionar una crisis de las dimensiones de la Covid. Pero no solo las madres, le ha ocurrido igual a los padres y a cualquier persona que tuviera una persona a su cargo; todos hemos tenido que compaginar en la inmediatez el esfuerzo que se requería en el trabajo y en casa”, subraya Cruz. 

Con todo, señala una gran ventaja derivada de esta situación: con esta crisis se ha demostrado que sí se trabaja en casa. “Se ha comprobado que el teletrabajo es posible y productivo”. Para Silvia, gracias a esa evolución del teletrabajo, se observa un perfil diferente del Seguro. “La sociedad ha podido conocer ahora a un sector que es estable y da seguridad”. Además, añade: “La digitalización, la tecnología nos otorga también roles nuevos que nos han dado un aire renovado”. 

Esto, junto con los pasos emprendidos hacia la conciliación y la flexibilidad, ha hecho que “se nos vea ya como un sector muy atractivo. Ahora se valoran de una forma muy positiva todas estas medidas para  retener y buscar talento”. 

“También -añade- se valora mucho más la igualdad”. “Gracias a la presencia y perseverancia de las mujeres directivas está mejorando la imagen del sector, que es más moderna y le abre camino como una opción muy interesante en el futuro laboral de los jóvenes”. 


¿Cómo es…?

Es madre de un hijo de nueve años y reconoce que es una edad que le encanta: “tiene los ojos despiertos al mundo”. 

“Tengo que agradecer a la Covid que he redescubierto el deporte, algo fundamental como medida de escape y para ser más activa. Desde entonces, lo he incorporado a mi vida”

“Me encanta el buceo y la bicicleta de montaña; están entre mis retos deportivos” 

“Una disciplina que también he integrado en mi día a día es el Mindfulness. Tiene muchas ventajas a nivel personal y creo incluso que debería ser una asignatura obligatoria en los colegios; es la mejor manera de cultivar tu forma física y la mental”


“La igualdad es como respirar”

Hablando de igualdad y de diversidad, Silvia Cruz asevera que “cada vez que me preguntan lo tengo claro: para ARAG la igualdad es como respirar”. “Somos una compañía en la que hay un 60% de mujeres. Es cierto que el tipo de sector influye, ya que muchas licenciadas en Derecho son mujeres”, matiza. No obstante, desde la entidad más que promover la igualdad se pusieron políticas de perfil basadas en competencias y valías personales. “Son políticas basadas en nivel de competencias lo que hace que las promociones y los perfiles sean igualitarios”.

“Yo me incorporé como la primera directora, antes había ‘jefas’ pero no directoras”, puntualiza Cruz. La igualdad no es tener mayoría, “sino ser paritarios o normalizar la situación de directiva versus madre”. “Hemos tenido incluso una sala de conciliación que hemos usado para que se viera y se normalizara. Creo que hay un paso previo, que es que la alta dirección esté concienciada. Ver las virtudes de trabajar en un equipo eficiente y femenino, que además dará un punto de vista diferente y mejorará la productividad”. 

Silvia explica que al final también ayuda predicar con el ejemplo: “Cuando normalizas que como directiva te cojas una baja o una reducción en momentos determinados, ese es el mejor referente para llegar a la igualdad”.  Por ello, ahora en ARAG es normal que se abrace la Diversidad: “que se busquen otros puntos de vista, otra forma de pensar, eso es lo bonito de la igualdad, diferentes visiones que hace que la Diversidad sea un factor inherente”. 

Otro gran paso reconoce es que se vea al hombre y mujer igual ante la maternidad, ya que, para Cruz, este “ha sido el factor negativo que siempre ha acompañado al desempeño de la mujer en el mercado laboral; sin embargo, al compaginar los roles hemos sido multitasking y todos hemos dado prueba de que juntos se puede”.  

“Tanto para un padre como para una madre directiva, lo principal es poder disponer de flexibilidad”. “Al final -agrega- tienes que compaginar y ser lo más eficiente posible; aprender a organizarnos, tanto en tu vida personal como el tiempo que tienes dedicado al trabajo”. 

Futuro: talento, jóvenes y desconexión 

Mirando hacia el futuro, para Silvia todo irá ligado a la digitalización. De ahí surgen “nuevos roles, que, aunque se sustentan en los mismos aspectos actuariales y en los siniestros, éstos se pueden desarrollar con tecnología más avanzada. Lo que hará que los trabajos también sean más ágiles y salgamos de lo rutinario”. 

La alta dirección debe ser la primera en apoyar la Diversidad. En nuestra compañía es normal que se busquen otros puntos de vista, otra forma de pensar, eso es lo bonito de la igualdad, diferentes visiones que hace que la Diversidad sea un factor inherente

“Si pienso el futuro de la mujer, creo que puede aun desarrollarse mucho en puestos directivos, avanzando hacia una paridad. Pudiendo, incluso, llegar a ser más femenina en Seguros, ya que en la base de la pirámide el 70% de los puestos los ocupan mujeres”. 

Pero para la ejecutiva todo pasa por ir desarrollando las empresas a la par que las demandas de los empleados: “Ahora conocemos las ventajas y desventajas del teletrabajo; quedémonos con esa flexibilidad de horario y que sea abierto. Ese es el gran reto una vez definamos los modelos de trabajo: debemos apostar por la flexibilidad, pero de la mano de la desconexión”.