Inicio | Noticias | Brunch con Nuria Ibáñez, Chief Risk Officer de GENERALI España
Brunch con Nuria Ibáñez, Chief Risk Officer de GENERALI España
Noticia, 

Brunch con Nuria Ibáñez, Chief Risk Officer de GENERALI España

BDSEmpresasProtagonistasREDEWI

“La pandemia nos ha tenido muy ocupados a los gestores de riesgos”, reconoce Nuria Ibáñez, Chief Risk Officer de GENERALI España. Nos sentamos con la ejecutiva con la vista puesta en la radiografía y evolución de los riesgos. Más tras unos años tan atípicos, presionados por una pandemia mundial que ha vuelto del revés la forma en la que entendemos y gestionamos los riesgos. Le pedimos su Top5, su ranking de riesgos: ¿Quieres saber cuáles son? Un avance, la digitalización, con una parada en la sostenibilidad y sin perder de vista la revolución del talento.

El Covid-19 nos ha impactado a todos -reconoce- y a numerosos niveles: económico, social, estructural, político… “Han sido dos años muy intensos, que han influido mucho en el papel de los gestores de riesgos. Nos ha dado un gran impulso”. En su caso, en su compañía, “desde la gestión de riesgos hemos participado en los Comités de Crisis y apoyado a la alta dirección, por ejemplo, con nuestros modelos de medición”.

Para Nuria, además, la pandemia sanitaria ha puesto en valor el rol del sector asegurador, ya que se logró “una respuesta rápida, en un momento de muchísimas incertidumbres. Hemos dado un servicio sin fisuras y 100% de calidad”. Y, añade, han impulsado la innovación: “La digitalización ya la teníamos, pero hemos tenido que hacer un curso acelerado que ha revolucionado la gestión de la información”.

Para la Chief Risk Officer de Generali el Seguro se caracteriza por su compromiso con la sociedad. Se han creado fondos que han sido una palanca de desarrollo en la crisis, tanto sanitaria como económica, con el respaldo de las compañías en respuesta a una iniciativa de UNESPA. “Hemos estado a la altura y demostrado nuestro compromiso con la sociedad”.

EL NUEVO CLIENTE POST COVID

Nos trasladamos al presente. Las vacunas comienzan a despertar en la sociedad esa ansiada normalidad. ¿Cómo crees que se transformará el Seguro para dar respuestas al ciudadano postcovid? “Creo que ha cambiado la concepción que se tenía del Seguro y de su papel protector frente a los riesgos tras la pandemia. El sector tenía la sensación de hablar de cosas que no le gustaban a nadie, de ser un protector de las cosas malas que te pueden pasar. La pandemia ha demostrado que somos compañías solventes y que damos respuestas rápidas ante los siniestros. El cliente lo ha percibido, así como el compromiso que tenemos con la sociedad, dando el mismo servicio a pesar de las restricciones”.

En este marco, ¿qué seguros tendrán mayor demanda en el futuro? Nuria lo tiene claro: “en Salud, Vida-Riesgo y Decesos la demanda es mayor”. Pero también el cliente es más exigente: “Quiere más información y más servicio: no me vale tener un seguro que me de tranquilidad y cobertura. El valor diferencial es el trato humano, el servicio, y esto es el reflejo de lo que intentamos hacer en nuestra compañía”.

TOP CINCO DE RIESGOS

En la lista de los principales riesgos actuales que percibe Nuria Ibáñez, tanto para los gestores como para las compañías, el primero está unido a la digitalización: los ciberriesgos. “Muchos vienen de la mano de nuevos perfiles y nuevas herramientas, como pueden ser los riesgos cloud, por ejemplo”, reconoce. Por otro lado, dentro de las organizaciones, también se perciben riesgos propios, que provienen “de las nuevas formas de trabajar. Vamos hacia un trabajo híbrido donde será clave la gestión del talento, tanto del nuevo modelo de negocio como de la organización y definir cómo podemos transformarnos en aquello que ahora se nos pide”.

La tecnología, subraya, ha ayudado mucho pues “nos ha permitido anticiparnos a los riesgos. Los modelos de predicción están en constante mejora, algunos procesos se están haciendo más eficientes”. Tenemos avances que nos aportan las nuevas tecnologías como en los “nuevos productos, por ejemplo, con temas de IoT que nos ayudan a conocer mejor a los clientes y ofrecerles un mejor servicio más adaptado a sus necesidades”.

Otra gran pata dentro de los riesgos actuales es la sostenibilidad y el cambio climático, añade. “El sector puede ser un buen catalizador de una economía sostenible, tenemos que adaptarnos rápido, con modelos de medición que nos ayuden a gestionar los nuevos riesgos a los que nos vamos a enfrentar”. Este marco está en desarrollo, añade, “pero está entre los objetivos de los gestores de riesgos”.

Y es que el marco de la sostenibilidad está aún poco regulado, reconoce. “Lo está desarrollando desde las instituciones entre ellas EIOPA (European Insurance Occupational Pensions Authority). La sociedad quiere y reclama una economía más sostenible, por ello se tiene que adaptar y regular. Aunque está aún en desarrollo, afirma que “el sector tiene ámbitos muy claros como es la suscripción con nuevos productos que puedan adaptarse a entornos más sostenibles, fondos que tengan la mejor certificación sostenible”.

Aquí, añade, “ganan peso las propias empresas dentro de los sectores más sostenibles”. “En Generali -prosigue- trabajamos para convertirnos en inversores institucionales y darles la posibilidad a nuestros clientes de participar en productos de inversión enfocados en ámbitos sostenibles”.

“Por último, no podemos olvidarnos de los riesgos relacionados con los equipos de personas. Todo lo que tiene que ver con la pata cultural y cómo gestionamos el talento”. Aquí, puntualiza, “tenemos un riesgo: no aprovechar el talento y potenciarlo para lograr su transformación en la dirección que está yendo la sociedad”.

OPORTUNIDAD PARA LA DIVERSIDAD

Recogemos el testigo. ¿Cómo crees que se está gestionando esa necesidad de transformar la Diversidad en las compañías y su evolución en el momento actual? Le preguntamos: “La pandemia nos ha dado una oportunidad. Creo que se está virando hacia fórmulas y modelos de trabajo más flexibles, a entornos que ayudan a la conciliación. No solo las mujeres, ahora todos los perfiles pueden encontrar en sus carreras entornos más flexibles y abiertos. La pandemia nos ha dado la oportunidad de acelerar la Diversidad con formas de trabajo híbridas”.

Para Nuria otra clave para equilibrar la balanza es la visibilidad. “Es algo importante; es bueno ver a otras mujeres, que nos cuenten su experiencia, en diferentes puestos y con diferentes carreras profesionales, ver que se puede lograr lo que nos propongamos”.

Desde su propia experiencia afirma que nunca ha encontrado una barrera más allá de las que ella misma ha podido ponerse. “Me he tenido que ir convenciendo. He tenido quizás suerte, no he notado las barreras impuestas, pero sí mis sesgos inconscientes”.

¿Cuáles son los mayores obstáculos? En el caso de las mujeres opina que es “el perfeccionismo y los áltos estándares que nos autoimponemos. Nuestros colegas hombres no es que no tengan esos problemas pero creo que han sabido gestionarlo. Las nuevas generaciones están cambiando”. Sí reconoce que “como madre el tema de la conciliación y la flexibilidad, la capacidad de organizarse, es un gran apoyo para impulsar la carrera laboral”.

UN CLARO ENFOQUE

Nuria da soporte al Consejo de Administración y a la Alta Dirección a través del Comité de Riesgos. Entre sus funciones destacan “ofrecer soporte y proporcionar la información necesaria basada en los riesgos a los que está expuesta la compañía. Ponemos encima de la mesa los escenarios adversos, que pueden pasar, y ayudamos a que la estrategia esté alineada con el apetito de riesgo, y con la solvencia de la compañía”.

Para la experta incluso es un paso más allá: “Somos garantes de esa solvencia y lo que me gusta hacer es colocar y ver al cliente en el centro de todo lo que hacemos, ponerlo en primera línea”.



Artículo elaborado para #RedEWI -Empower Women in Insurance-. Hazte miembro de la Red de Mujeres Líderes del Sector Asegurador aquí.