Inicio | Noticias | Brunch con Mireya Rabadán Atienza, directora general de Grupo hna
Borrador automático
Noticia, 

Brunch con Mireya Rabadán Atienza, directora general de Grupo hna

BDSEmpresasProtagonistasREDEWI

“Posiblemente las mayores recompensas de la vida vienen de los retos más grandes”, afirma Mireya Rabadán Atienza, directora general de Grupo hna. Sin duda, asevera también, nos encontramos “en uno de los momentos más retadores para actividad aseguradora de todos los tiempos”. Con esta premisa hacemos un repaso a sus más de 15 años de trayectoria en el grupo, con especial acento a lo que supuso empezar su etapa como directora general en plena pandemia o cuál es para ella la esencia del Mutualismo. Lo que tiene claro es que todo el equipo humano es igual de importante, lo único que deben tener es “actitud hna”. “Las empresas funcionan si tienen personas comprometidas con sus objetivos y les hacen sentir importantes. Por esta razón, creo que es necesario promover líderes que escuchen y que se alejen del tradicional mando y control”, añade. A lo que apostilla: “La retención del talento es clave para este nuevo modelo”.

 

 

A.A.- Te pusiste al frente del grupo en un momento de mucha incertidumbre, justo al principio de la pandemia… ¿Cómo ha gestionado la crisis sanitaria hna, tanto con vuestros clientes como con los empleados?

MIREYA RABADÁN.-  Más allá del drama humano que nos afectó a todos en diferente medida, el inicio de la pandemia nos situó ante dificultades sin precedentes, planteándonos importantes retos. Afortunadamente contábamos ya con la estructura y tecnología necesarias para superar estos imprevistos. Pudimos activar nuestro plan de contingencia, incluso antes de declararse el estado de alarma y así mantener niveles óptimos de servicio y de actividad.

Además, tomamos diversas decisiones con el objetivo de dar protección a los mutualistas: cobertura médica de la pandemia, consideración de incapacidad temporal como accidente derivado de la Covid-19 o flexibilización del pago de las cuotas del producto de previsión: el Sistema de Previsión Personalizado (SPP), entre otras medidas. Y, lo más importante, contábamos con un equipo comprometido, volcado en el objetivo de protección y excelencia en el servicio hacia los mutualistas. En todo momento hemos intentado estar al lado de todas las personas trabajadoras del grupo y maximizar las medidas de seguridad.

 

A.A.- ¿Cómo os ha ido el pasado ejercicio? ¿Puedes adelantar los objetivos para este 2022?

MIREYA RABADÁN.-  A pesar de que 2021 se desarrolló en un ambiente de incertidumbre, marcado por la evolución de las distintas olas de la pandemia, nuestra cifra de negocio mejoró frente al año anterior, situándose en más 472 millones de euros. Es un incremento de un 14% respecto a 2020. Adicionalmente, hemos repartido un 34% más en participación en beneficios. Es un resultado muy positivo.

Para este año queremos seguir manteniendo el crecimiento, tanto en cifra de negocio como en resultado, en los ramos en los que históricamente hemos operado con creación de nuevos productos, canales… Este desarrollo estará cimentado en la innovación, la digitalización y políticas ASG.

 

A.A.- ¿Cómo os puede afectar el momento de incertidumbre económica que vivimos?

MIREYA RABADÁN.- Hemos desarrollado, y seguimos haciéndolo, los mecanismos necesarios para adaptarnos a entornos volátiles y complicados. Tenemos un volumen adecuado, junto con un ratio de solvencia elevado. Nuestra estrategia se basa en el mantenimiento de la rentabilidad y la potenciación del crecimiento, con una adecuada diversificación de los riesgos y de las inversiones; esto nos permite mantener la valoración, pese a fluctuaciones de mercado.

Estaremos atentos a la evolución del entorno para poder ir construyendo respuestas que puedan satisfacer a los mutualistas. Si algo hemos aprendido en estos últimos años es que lo que considerábamos inimaginable puede suceder y tenemos que trabajar para poder seguir cumpliendo los objetivos.

 

 

Poner en valor la Salud

A.A.- El Seguro de Salud, una de vuestras apuestas, ha salido fortalecido de esta crisis sanitaria: ¿Qué principales retos tiene que afrontar ahora el ramo?

MIREYA RABADÁN.- El seguro de salud ya venía digitalizándose antes de la pandemia y la crisis sanitaria ha puesto en valor esos servicios, demostrando que es un proceso imparable. Por ejemplo, en nuestro caso, desde 2019, ya contábamos con el servicio de videoconsulta y chat médico, una herramienta útil y recurrente para muchos asegurados durante los meses más duros. Igualmente, hna Servicios Corporativos (hna SC), que pertenece al Grupo y ofrece servicios de externalización a compañías que operan en los ramos de Enfermedad y Accidentes, tuvo un papel muy relevante durante la crisis sanitaria, reforzando su asistencia hacia otras compañías.

Entre los retos del Seguro de Salud yo destacaría el mantener ese nivel de anticipación a las necesidades de los clientes y continuar mejorando las utilidades digitales, con una clara tendencia hacia la personalización de las coberturas ofrecidas y ampliarlas incluyendo sistemas de prevención. También es importante construir un modelo sostenible a medio y largo plazo para todos los intervinientes en el Seguro de Salud.

 

A.A.- ¿Tenéis pensado dar el paso y adentraros en otros ramos?

MIREYA RABADÁN.- Creemos que tenemos mucho recorrido para innovar y crecer en los ramos de Vida, Accidentes y Enfermedad, en los que operamos en la actualidad. Para nosotros es prioritario apostar por la tecnología y por la innovación para estar al paso de un mercado tan competitivo como el nuestro, sin descuidar el desarrollo de nuevos productos.

 


¿Cómo es…?

Casada y madre de dos hijos, “que son mi pasión”. “Me encanta pasar tiempo con ellos, disfrutando de actividades en familia e incluso de su día a día en los deberes y lecciones”

“Ser actuaria ayuda a intentar organizar el tiempo de la manera más eficiente posible, ya que me gusta tener tiempo para todo y todos”

“Mi principal afición es la lectura, sobre todo de libros que me hagan desconectar del día a día y pasar un buen rato; me apasiona la novela negra. Ahora completo el circulo con las series basadas en mis libros favoritos”

“Me gusta practicar algo de deporte en familia y con amigos; siempre puede ser un buen momento para un paseo, un partido de tenis o coger la bicicleta”


 

Mutualista y cliente, ¿qué hay de nuevo?

A.A.- ¿Qué os están pidiendo los mutualistas? ¿Qué soluciones y servicios valoran más?

MIREYA RABADÁN.- Las demandas principales son las tradicionales en cualquier relación de seguros: protección y calidad en el servicio, especialmente en temas tan críticos como las pensiones y la salud. A esto se suma la ampliación de las coberturas ofrecidas, en base a la innovación y la digitalización. Y, por supuesto, no debemos olvidar la agilidad en la respuesta; fruto de ello son los nuevos canales virtuales de atención creados en 2021.

 

A.A.- ¿Qué diferencias hay entre los mutualistas y los clientes de seguros actuales, más sensibles a factores como el precio o la calidad de servicio?

MIREYA RABADÁN.- Estar centrados en colectivos en concreto nos permite conocer con más detalle cuáles son sus necesidades en cada momento y darles respuesta de una forma ágil. Por esta razón, muchos de nuestros seguros se complementan con una amplia gama de servicios, centrados principalmente en prevención y bienestar con nuestra plataforma hnaCARE.

Precio y calidad siempre han sido factores importantes al contratar un seguro para los mutualistas. Esto nos lleva a ser autoexigentes con nuestros estándares de calidad, tanto de prestaciones como servicios, y dar especial atención a la ampliación de coberturas que los mutualistas demandan.

 

A.A.- ¿Qué papel y experiencia pueden desempeñar las mutualidades para extender la previsión complementaria en autónomos y/o empresas, que es el objetivo reconocido por el Gobierno en su reciente reforma?

MIREYA RABADÁN.- Hemos demostrado que podemos ser un modelo de éxito y eficiencia en el ámbito de la previsión social como alternativa al sistema público. Además de esa experiencia, hay un punto diferencial: somos entidades sin ánimo de lucro con participación democrática y autogestión. Si sumamos todos estos valores diferenciales, las mutualidades pueden y deben jugar un papel importante en la previsión social alternativa y complementaria a la Seguridad Social del presente y del futuro.

 


“Estamos en un momento retador”

A futuro, ¿qué retos observas para el mercado?

Trabajamos en un sector apasionante por su dinamismo, fortaleza y competitividad. Estamos en un momento particularmente retador: cómo salir reforzados de la actual crisis y mantener el nivel de excelencia en un contexto de feroz competencia y clientes cada vez más exigentes. Debemos ser capaces de encontrar respuestas a las distintas generaciones a las que debemos dar servicio, sin olvidarnos de ninguna de ellas. Cada una tiene sus propias características y debemos tender a una personalización de la oferta sin olvidarnos de fortalecer el carácter mutual del seguro. Para las generaciones más jóvenes la agilidad, digitalización e innovación serán elementos básicos y para el resto tenemos un reto muy vinculado a nuestra actividad, como es la longevidad y la calidad de vida asociada a la misma. Sin olvidarnos que debemos ser una entidad que cumpla con su responsabilidad social bajo los criterios ASG.


 

Líderes y equipo humano: “juntos somos mejores”

A.A.- Llevas casi dos décadas en el Grupo ¿cómo valoras tu trayectoria laboral en el mismo?

MIREYA RABADÁN.- Formo parte del Grupo desde 2005. A lo largo de estos años he ocupado distintas posiciones globales de responsabilidad, antes de asumir la Dirección General: en 2016 la Dirección de hna Servicios Corporativos (hna SC) y de Néctar Seguros de Salud. En 2014 fui designada responsable del área de Control de Gestión y Administración, cargo que relevó al que ocupaba desde 2007 como responsable del área de Gestión de Riesgos, donde impulsé la implementación del sistema de control interno y gestión de riesgos, así como la normativa de Solvencia II.

La valoración es muy positiva y enriquecedora y el hecho de haber ocupado diversas posiciones con distinta responsabilidad me permite ahora tener un conocimiento mucho más profundo del Grupo y me sirve de ayuda a la hora de tomar decisiones. Estoy muy agradecida por haberme permitido ser partícipe durante estos años de un Grupo con el que comparto en su totalidad los valores y cultura empresarial.

 

A.A.- ¿Y la labor del Comité de Dirección que te acompaña?

MIREYA RABADÁN.- Nuestro éxito se debe a todo el equipo humano. Quienes me acompañan en el Comité de Dirección están contribuyendo, junto a los equipos, al avance de la Mutualidad. Todos aportan diferentes talentos y juntos somos mejores: esa es la clave de este Comité.

Es un privilegio trabajar con grandes profesionales, que aportan tanta pasión y dedicación y que están comprometidos con los mismos objetivos y con hacer partícipes, elemento importante, a todos los integrantes del Grupo. Además, son personas capaces de ponerse en el lugar del otro, un elemento fundamental en la gestión de equipos.

 

A.A.- El liderazgo y los nuevos modelos laborales ¿se están transformando y desarrollando en pro de la retención del talento?

MIREYA RABADÁN.- Las empresas funcionan si tienen personas comprometidas con sus objetivos y les hacen sentirse importantes. Por esta razón, es necesario promover líderes que escuchen y se alejen del tradicional mando y control. La retención del talento es clave para este nuevo modelo, ya que se debe dotar de autonomía a todos los integrantes de una entidad y alinearles en torno a un objetivo común. Compartir ese objetivo se debe lograr por la comunicación, para que todos creamos en él, y no por políticas de control constante.

Todos los detalles son importantes y deben estar enfocados al modelo de organización que comentaba; por ejemplo, la distribución física de las oficinas está cambiando en esta línea, con espacios más abiertos que permitan desarrollar el potencial de cada uno con unas relaciones más transversales y colaborativas, partiendo de la base de que todos los miembros de la plantilla tienen algo valioso que aportar a los objetivos comunes y teniendo en cuenta que la presencialidad no es el objetivo a conseguir, sino que la forma de trabajar necesaria en cada momento la marcará la estrategia de la empresa.

En nuestro Grupo buscamos en los equipos lo que denominamos la Actitud hna: personas que fomentan la comunicación y el trabajo en equipo, que buscan la excelencia en el servicio, orientadas a resultados y comprometidas con los mutualistas. Ese es el espíritu que compartimos las casi 400 personas que formamos el equipo humano del Grupo.

 


“El compromiso es lo que marca la diferencia”

¿Algún consejo o vivencia personal que trasmitirías a las mujeres que están ahora en la tesitura de dar el paso a la alta dirección?

Posiblemente las mayores recompensas de la vida vienen de los retos más grandes, así que solo puedo animarlas a que sigan adelante y confíen en sí mismas. Muchas veces el sentimiento de culpa llamará a la puerta, pero no debemos dejarle entrar; debemos ocuparnos de gestionar nuestro tiempo de la manera más eficiente posible, sin actuar para demostrar nada a nadie más que a nosotras mismas y siempre estar dispuestas a dar lo mejor de nosotras. El compromiso en todos los ámbitos de la vida es lo que marca la diferencia.


 

“Es vital dar voz a mujeres que ocupan cargos relevantes”

A.A.- Eres un referente en el sector por muchos motivos, uno de ellos por ser mujer y alta directiva… ¿Por qué crees que cuesta tanto a las mujeres alcanzar los puestos de alta dirección?

MIREYA RABADÁN.- Es vital dar visibilidad y voz a mujeres que ocupan cargos relevantes en diferentes sectores para que las futuras generaciones cuenten con referentes y puedan tener una motivación que quizás muchas no tuvieron en el pasado, así como una autoconfianza que tradicionalmente se ha fomentado menos en las mujeres que en los hombres. Hay que proporcionar esos ejemplos a las nuevas generaciones para que cada vez más las barreras se vayan difuminando.

 

A.A.- ¿Cuáles son esas barreras?

MIREYA RABADÁN.- Creo que ha existido una autoexigencia tradicional en lo relativo al cuidado de familiares de menores y mayores, lo que generaba que no se priorizaran las oportunidades y el reconocimiento de forma igualitaria. Para las mujeres siempre ha parecido que se debía elegir entre vida personal y profesional. Afortunadamente, todo esto está cambiando. La sociedad y las compañías se dan cuenta de que promocionar el talento de manera igualitaria requiere adoptar perspectivas diferentes para superar los obstáculos que cada uno podamos encontrar según nuestras características. Fomentar el talento, al margen de quién lo posea, redunda en un bien para el propio individuo, pero también para la empresa y la sociedad. Iniciativas como RedEWI también ayudan a poner el foco en la visibilidad y compartir estrategias realistas y aplicables.

 

 

A.A.- Precisamente, hace poco os unisteis a #RedEWI ¿qué supone para vosotros la Diversidad y cómo la trabajáis y desarrolláis? ¿Destacas algún programa específico?

MIREYA RABADÁN.- Grupo hna sostiene, entre otros principios, el de la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres. De hecho, apostamos por la Diversidad en todos nuestros procesos, sin que la raza, género, edad o cualquier otra circunstancia personal supongan un elemento determinante. Tenemos el compromiso de mantener e impulsar este principio de igualdad y ser proactivos en su consecución. Nuestra plantilla está formada por un 65,38% de mujeres, con una amplia representación en puestos de responsabilidad.

 

A.A.- ¿Cuál crees que es o debería ser el papel del hombre para alcanzar la igualdad de género en la empresa?

MIREYA RABADÁN.- La igualdad de género nos interesa a todos por igual porque queremos una empresa en la que se promocione el talento y la excelencia, en la que las personas con las que trabajamos, en cualquier nivel jerárquico, sean las mejores, independientemente de cualquier otra característica. El papel del hombre es primordial para contribuir a alcanzar la igualdad y conseguir una sociedad con más oportunidades, impulsando un ambiente igualitario y propicio para que el talento femenino pueda ser valorado en las mismas condiciones que el masculino.

 

¿Te resulta interesante? Compártela: