Inicio | Noticias | Brunch con Marga Gabarró, directora de finanzas, transformación y tecnología de ZURICH
Noticia, 
En Actualidad Aseguradora

Brunch con Marga Gabarró, directora de finanzas, transformación y tecnología de ZURICH

Mediación
""

Se podría decir que la Diversidad comenzó con ella; fue la primera mujer que accedió al Comité de Dirección, como directora financiera. “Julián López Zaballos y Vicente Cancio han sido personas muy importantes para que se origine todo este proceso. La cultura de la aseguradora es muy moderna, busca la igualdad, se basa en trabajar los planes de sucesión, de ejercer un mando colaborador”, remarca Gabarró. Además, puntualiza, “con las personas con las que he trabajado nunca he notado que tuvieran ningún tipo de sesgo”. 

El mejor ejemplo de esta cultura inclusiva lo vivió ella misma. “Cuando llegue de la baja maternal, Javier Valle me dijo, ¿qué te parece ser la directora de Inversiones?. No sabía qué decirle porque lo primero que me vino a la cabeza es cómo lo iba a hacer, si estaba preparada para la responsabilidad. Pienso en ese momento y creo que ese es un miedo que siempre nos surge a las mujeres”, afirma. 

Ese sí a esa nueva responsabilidad también supuso un puesto en el Comité de Dirección y, tras ella, se sumaron más sillones femeninos. “Al cabo de medio año se incorporó la directora de riesgos, María Jesús Romero y, tras ella, Silvia Heras, directora de Marketing y Comunicación; Ana Baranda, directora de Alianzas; Sonia Calzada, directora de Siniestros; Beatriz Valentín; directora de Grandes Empresas; y Blanca Segura, que es Strategic Assistant. Por supuesto, también hay hombres, otros seis que hacen el Comité paritario: Fernando Daudén, director técnico de Seguros Generales; Carlos Palos, director de Distribución; Pepe Gamucci de Legal; Javier Rodríguez, director técnico de Vida; Santiago Ínsula, director de RR.HH.; José María Vivó, que es el Compliance Officer; y Josep Manel Egido, director de Market Management”.  

""

VALIENTES, SIN MÁS 

La apuesta por la Diversidad desde el grupo ha sido total, remarca Marga Gabarró. Y esto debe partir desde arriba, desde la Dirección, que es la que se preocupa de ejecutar los programas de desarrollo personal. “Tenemos el programa ‘Valientes, imparables hacia la Diversidad’, que incluye retos como conseguir que la satisfacción de nuestros colaboradores sea la misma para hombres y para mujeres; Gap salarial 0 entre hombres y mujeres; 50% de mujeres en todos los niveles de mandos con equipo”. 

Le preguntamos sobre su propia experiencia y en su entorno: ¿lo tenemos más difícil las mujeres? “En nuestro sector, y en muchos otros seguramente, son necesarias políticas a las que las compañías se comprometan de forma transparente y con objetivos medibles para avanzar de forma más rápida en cerrar la brecha de género en posiciones de liderazgo”. Algunas, detalla, que forman parte de ZURICH son, por ejemplo, “políticas valientes alrededor de las bajas maternales y paternales, el uso del Flexwork que facilita la conciliación laboral-familiar, políticas de igualdad de oportunidades en procesos de selección y promoción y también en programas de formación para chicas jóvenes y fomentando las carreras STEM”. 

Gabarró no olvida otra pata importante: la visibilidad: “Debemos poner nuestro granito de arena personal y asumir que también somos “espejo” para muchas otras mujeres, de forma que ellas se vean con ánimos para poderlo conseguir”. Mirando su trayectoria, reconoce que “he tenido la gran suerte de estar rodeada de líderes que claramente han creído en el talento de la persona, sin poner el género como factor determinante en las decisiones de desarrollo profesional y promoción y que, además, me animaron a creer en mis posibilidades y me empujaron a aceptar nuevos retos para los que yo me creía aún poco preparada”. 

Esa suerte o impulso no se queda ahí, Marga Gabarró quiere compartirla: “me gustaría ser un buen ejemplo para todas las chicas que aspiran a tener un rol de dirección en el futuro, que vean que es posible desarrollar una carrera profesional directiva sin renunciar a ser madre, si así lo desean, y a conciliar la vida personal y laboral”. “Yo tengo la suerte de compartir mesa en el Comité con mujeres extraordinarias, -añade- y eso hace que las decisiones que se toman como compañía sean más equilibradas y consensuadas, teniendo en cuenta diferentes puntos de vista y avanzando para seguir abriendo camino”.

""

PARTIDARIA DEL TALENTO 

En cuanto a cuotas y discriminación positiva, afirma que es “partidaria de apostar por la mejor selección y promoción del talento”. En su grupo se trabaja para que se “haga, independientemente del género. Aseguramos siempre la representación de candidatos masculinos y femeninos en los procesos de selección de todas las áreas y sobre todo al proponer finalistas”. 

En el caso de las promociones, “se consideran siempre a mujeres candidatas, poniendo foco en las áreas con menor presencia directiva femenina. Además, formamos activamente a nuestros mandos en reconocer que todos y todas tenemos sesgos inconscientes (hay estudios que confirman que el 96% de las personas tienen estos sesgos inconscientes); sólo siendo conscientes de ello podemos actuar para corregirlos en la toma de decisiones”, advierte Gabarró. 

En su opinión, el papel del hombre es clave. Y también lo es al compartir las responsabilidades en el ámbito familiar, permitiendo un mayor equilibrio en el reparto de las tareas domésticas, cuidado de niños o adultos. “A mí me encanta ver cómo los chicos jóvenes están cada vez más implicados en el cuidado de los niños y se siente orgullosos de ello. Me parece un gran ejemplo que los hombres con cargos de responsabilidad disfruten de la baja de paternidad de ocho semanas y lo expliquen y compartan con el resto de la organización”.

Desde su visión de financiera, reconoce que las mujeres deben formarse más en todas las áreas: “especialmente aquellas con menor formación académica y de mayor edad, se enfrentan a un riesgo mayor de automatización de sus puestos de trabajo en comparación a los hombres trabajadores (11% de la fuerza laboral femenina en comparación al 9% de la fuerza laboral masculina). Es por lo tanto urgente que tengamos referentes, vías de desarrollo, políticas de igualdad, una buena base educativa para conseguir cerrar la brecha de género, y un alto grado de compromiso a todos los niveles”. 

""

FINANZAS versus TRASFORMACIÓN

“Como directora financiera mi propósito es asegurar la solvencia y rentabilidad de la compañía. Ahora podemos aplicar tecnologías y cambiar modelos de distribución, modelos operativos,… esto hace que la Dirección Financiera en el sector asegurador dependa mucho de tu capacidad de adaptarte al nuevo entorno, entender todo el negocio, los procesos”, explica y añade sobre su nuevo rol:  “El director de Transformación y Tecnología suele tener los facilitadores de esa transformación. Con  este nuevo rol en ZURICH pretendemos acelerar esa transformación y que la empresa siga respondiendo al objetivo de solvencia y rentabilidad”. 

“El sector está en un momento de transformación histórico”, subraya Marga Gabarró, que sabe que las necesidades de los clientes están cambiando. “Eso requiere modificar la forma en la que hemos ido gestionando nuestros negocios hasta ahora, pero también la forma en la que gestionamos los siniestros o la relación con el cliente”, puntualiza. 

“Nosotros lo tenemos claro -asevera- y estamos incorporando a nuestro portfolio nuevos activos digitales que nos permiten acceder a un público que de otra forma quizás no consideraría la contratación de un seguro, un público que busca otra forma de comunicarse y cuyos hábitos de vida exigen otro tipo de propuestas.   

¿Algunos pasos en esta dirección? Muchos, pero por nombrar algunos, detalla Gabarró “en el último año y medio hemos creado nuestra propia Zurich Start-Up, en la que trabaja un equipo creciente hoy de 35 profesionales, muchos incorporados de otros sectores diversos. En poco más de un año, hemos lanzado Klinc by Zurich y Azul. El primero es nuestra tienda digital para millennials, que da solución a cubrir gran diversidad de dispositivos electrónicos, patinetes o las bicicletas eléctricas, y además empodera al cliente, quien decide cuándo quiere estar cubierto activando y desactivando las coberturas cuando él así lo estima oportuno”.

Y es que la directiva lo tiene claro: “Adaptarnos es el gran reto”. En todos los sentidos. Frente a la revolución tecnológica, también a nivel de sector: “Tendríamos que vendernos mejor. El rol social del Seguro debería ponerse más en valor”. Sin olvidar, añade, “el abanico de profesiones que trabajan en él” y, por último, pensando en las necesidades del cliente, en “adecuarnos a sus exigencias y expectativas”. 

""