Inicio | Noticias | Bonos catástrofe para Vida y Salud, los más amenazados por el Covid-19
La ‘brecha de protección’ frente a catástrofes alcanza el 69% el pasado año
Noticia, 

Bonos catástrofe para Vida y Salud, los más amenazados por el Covid-19

Internacional

En líneas generales, el impacto del Covid-19 en el mercado de valores vinculados a seguros de No Vida (ILS), que incluye la mayoría de los bonos catástrofe, será limitado. Esto es debido a que la cobertura de riesgo subyacente proviene principalmente de pérdidas de propiedad derivadas de catástrofes naturales como huracanes, terremotos, tornados e incendios forestales.

Los programas de bonos catástrofe más afectados serán aquellos que brindan cobertura contra grandes aumentos en los niveles de reclamación de coberturas médicas o aumentos en las tasas de mortalidad debido a pandemias, según destaca A.M. Best en uno de sus análisis. Entre ellos, el fondo de 320 millones de dólares creado por el Banco Mundial y destinado específicamente a pandemias. “Actualmente, se han cumplido todas las condiciones de activación y las estimaciones de la industria sitúan el monto de la pérdida en aproximadamente 132,5 millones de dólares”, recuerda la agencia.

Aumenta la liquidez

El mercado de bonos para catástrofes alcanzó niveles récord de emisión en el primer trimestre de 2020. El impacto inmediato de Covid-19 es el retraso en la emisión de futuros bonos debido a la interrupción en los mercados de capitales. La actividad de liquidación ha aumentado a medida que los fondos de inversión de estrategias múltiples generalistas han buscado mejorar los problemas de liquidez y mantener el efectivo.

Según el análisis de la agencia, los segmentos restantes del mercado de ILS (reaseguro colateralizado, sidecar y garantía de pérdida de la industria) sufrirán diferentes impactos de la crisis. “Es probable que aumenten las acciones legales centradas en siniestros relacionados con las pérdidas por interrupción de negocio”, señala. “El impacto en los mercados de reaseguros tradicionales y colateralizados dependerá de cuán exitosos sean estos esfuerzos”. A.M. Best también espera que la exposición al Covid-19 genere un “capital cautivo” adicional que probablemente se mantendrá durante varios años, dado que la cuantificación final de las pérdidas cubiertas será mucho más difícil.