Inicio | Noticias | Autos y Vida, principales ramos para el futuro en el seguro centroamericano
Noticia, 
Visión de Enrique López Peña, SEGUROS AMÉRICA

Autos y Vida, principales ramos para el futuro en el seguro centroamericano

Internacional

Los ramos de Autos y Vida son hoy, con el 22% y el 20%, respectivamente del total de la cartera, los principales negocios de las compañías aseguradoras en Centroamérica y también lo serán en el futuro. Así lo considera el responsable de información gerencial de SEGUROS AMÉRICA, Enrique López Peña, en una entrevista que publica BNamericas. Entre los retos para el futuro destaca la creación de productos para las personas con menos recursos y para las Pymes (Pequeñas y medianas empresas). El crecimiento para este año, vaticina López del 8,3% en primas, estará muy ligado al desarrollo de las economías locales: Panamá y Costa Rica estarán a la cabeza. 

López Peña analiza el seguro Centroamericano en una entrevista donde espera que 2013 alcance unas primas de 4.014 millones de dólares, lo que significaría un aumento del 8,3% respecto a las primas del pasado año cuando alcanzaron los 3.715 millones de dólares. Este crecimiento se basa en el “desempeño técnico y financiero”, añade el directivo que “el sistema asegurador de la región podría alcanzar un beneficio neto cercano a los 375 millones de dólares, lo que significaría una rentabilidad del 9,3% sobre el ingreso de primas”.

Considera López Peña que el crecimiento en el sector asegurador tendrá su reflejo en las economías locales, que según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se situaría en el 4,3% en Centroamérica. Los países líderes serán Panamá y Costa Rica, con avances del 15% y el 7%, respectivamente.

POTENCIAL DEL SEGURO CENTROAMERICANO

Los mejores ramos del seguro de la región serán, como en la actualidad, Autos y Vida. Sólo ellos dos alcanza el 42% del total del negocio. Por lo tanto, señala el directivo de SEGUROS AMÉRICA “la tendencia tiende a mantenerse, por lo que las compañías aseguradoras deben concentrarse en mejorar las tarifas para buscar cómo ampliar el mercado y el servicio de atención al cliente al momento de hacer efectivo el pago de los siniestros”.

Los retos del sector pasarían por adecuarse a la realidad social de la región y dar prioridad a los productos para personas con bajos ingresos, así como a potenciar los ramos de empresas, principalmente los que se dirigen a las pequeñas y medianas. Considera López que “este segmento tiene una menor dependencia del reaseguro, lo cual puede redundar en un mayor beneficio para las compañías cedentes o aseguradoras”.