Inicio | Noticias | Antoni Godoy: «Los tiempos no son fáciles para estrenarse en estas lides»
Antonio Godoy
Noticia, 
Ex director de Godoy i Associats Corredoria d’Assegurances

Antoni Godoy: «Los tiempos no son fáciles para estrenarse en estas lides»

BDSMediaciónProtagonistas

La gerundense correduría Godoy i Associats celebra mañana viernes el acto conmemorativo de su 100 aniversario. Con motivo de este acto hemos querido estar cerca de ellos y su ex director, Antoni Godoy, que nos cuenta cómo se ha ido abordando los relevos generacionales, actualmente en el cuarto. Nos habla del tesón de su abuelo, “un visionario que dejó un sueldo fijo y seguro, para lanzarse a esta aventura de la mediación en seguros en el año 1921, momento en el que casi nadie apostaba por esta actividad”. Y de cómo su padre se encontró al frente del negocio “casi sin quererlo”, cuando el fundador falleció “relativamente joven”. De su carrera profesional, Antoni Godoy, jubilado desde el año pasado, destaca “el hecho de haber creado empleo”. Cuando se incorporó no tenían empleados hoy cuentan con seis personas. Su consejo para los jóvenes que están dando sus primeros pasos en el ámbito de la distribución de seguros: “Los tiempos no son fáciles para estrenarse en estas lides. Les diría -y les digo- que se preparen a fondo.

Cien años y cuarta generación, ¿cómo se lograr la continuidad y superar los retos que presentan los relevos generacionales en una empresa familiar?

En nuestro caso han sido relevos muy espontáneos, muy naturales. Casi sin proponérselo se han ido sucediendo en el tiempo. Mi abuelo falleció relativamente joven, por lo cual mi padre se encontró al frente del negocio casi sin quererlo. En mi caso fue algo distinto. Yo participaba en la actividad desde los 16 años, simultaneando estudios y trabajo; cuando mi padre cumplió los sesenta y cinco años, yo tenía 38 y asumí la dirección del negocio. El paso a la cuarta generación también ha sido fácil. En el momento de mi jubilación (enero de 2020) quedó al frente de la actividad mi sobrino Joan Nogué, con quien comencé a compartí fatigas veinticinco años antes.

De lo que ha ‘recibido’ de las generaciones anteriores ¿qué ha sido lo más destacado?

Creo que lo que más debería destacar es el tesón de mi abuelo. Mi padre, como ya he dicho, se encontró sin quererlo al frente del negocio, pero creo que le faltó siempre aquel punto de convencimiento de lo que estaba haciendo. Pero, el abuelo no; él fue un visionario que dejó un sueldo fijo y seguro, para lanzarse a esta aventura de la mediación en seguros en el año 1921, momento en el que casi nadie apostaba por esta actividad.

¿Por qué optó por mantener la empresa que fundó su abuelo?

Por pasión. El hecho de firmar un papel en el que la aseguradora se compromete a indemnizar aquello que corresponda cuando ocurra el siniestro y que esta indemnización permita a mi cliente seguir con su actividad, reconstruir su casa o su industria, rehabilitar lo dañado me pareció tan maravilloso y fascinante que me apasionó. Aún más cuando la experiencia me permitió comprobar que funcionaba, que era cierto.

Se nos ha ido de las manos

Partiendo de su experiencia, Godoy considera que “el sector ha evolucionado como el mundo en general: mal. La evolución en el sector se nos ha ido de las manos, no la hemos controlado y nos ha pasado por delante sin poderlo evitar. Nos hemos dedicado únicamente a poderle remiendos”. Su visión sobre la evolución de la distribución es la misma, pues “la distribución forma parte intrínseca del sector y no podía tener ningún tratamiento aparte. Globalización, especialización, sectorización, concentración son palabras que han venido para quedarse”.

Cuatro generaciones en la correduría Godoy y Asociados de Girona

Prospección y producción

¿Qué ha sido lo más destacado de su carrera profesional?

No sabría destacar nada excepcional. Si alguna cosa es preciso destacar sería el hecho de haber creado empleo. Cuando yo me incorporé a la oficina familiar no teníamos ningún empleado. La decisión de contratar la primera administrativa fue lo que me permitió liberarme de ciertas tareas para poder dedicar mi tiempo a la prospección y a la producción. Ahora tenemos seis empleados.

¿Qué le reportó ser presidente del Colegio de Mediadores de Girona?

Sin duda bagaje y experiencia, relaciones personales, conocimiento más amplio del sector. Aunque cabe destacar que en mis años anteriores a la presidencia ya había vivido experiencias parecidas desde la vicepresidencia y las diferentes comisiones en el Consejo General.

¿Cómo han cambiado los clientes? ¿Qué lugar sigue teniendo la confianza?

El cliente se ha profesionalizado, sabe más sobre seguros y exige más. No únicamente el cliente profesional, industrial, comerciante. El cliente particular también. Sabe más y pregunta más y esto es muy bueno. Nos ayuda a clarificar cualquier situación.

Y en cuanto a la confianza, creo que sigue teniendo un lugar prominente. Precisamente el título del libro que hemos editado con motivo del centenario lleva este título: Godoy, cent anys generant confiança. Godoy, cien años generando confianza. Y sigo creyendo que la confianza es uno de los pilares de nuestra profesión, junto con la proximidad.

¿Qué está aportando a la correduría la cuarta generación?

Juventud y tecnología. Joan Nogué es una persona muy metódica, muy amante de los procesos y de la automatización, pero sin permitir que los procesos y la automatización se nos coman. La empresa de mediación debe seguir siendo cocina de autor, aunque con todas las ayudas tecnológicas posibles.

Las cosas en su sitio

Con la Covid-19 el sector ha puesto “las cosas en su sitio. Hemos descubierto cosas geniales como el teletrabajo, las reuniones telemáticas y otros beneficios de la tecnología que estaban allí pero que no utilizábamos. Hemos constatado que nadie es imprescindible, aunque sí necesario. Hemos sabido -el sector y el resto del mundo- lo que vale la salud y lo poco que cuesta perderla”.

Relevo natural

¿Qué diría a quienes en este momento se encuentren realizando un relevo generacional en una correduría de seguros?

Yo les diría que hagan el relevo de la forma más natural posible. Al fin y al cabo, es como el relevo en la familia: abuelos, padres, nietos, etc.…. Lo único distinto es que debemos profesionalizarlo para seguir el ritmo que nuestro cliente nos exigirá en cada momento.

¿Y a los jóvenes que están dando sus primeros pasos en el ámbito de la distribución?

En primer lugar, les diría que los admiro. Los tiempos no son fáciles para estrenarse en estas lides. Les diría -y les digo- que se preparen a fondo. Hoy en día no valen los mediocres. Sobreviven los del diez para arriba. Pero que sepan que están entrando en un mundo apasionante, adictivo, que les cautivará para el resto de sus vidas.

¿Qué resaltaría del libro que presentarán coincidiendo la celebración de su 100 aniversario?

100 años de la correduría Godoy y Asociados de Gerona

El libro nos ha obligado a repasar nuestras biografías para ofrecerle al autor todos los datos precisos para religar nuestra historia, desde 1921 a 2021. Son cien páginas de historia, de vivencias, que forman el conjunto preciso para dejar para los tiempos venideros la humilde historia de una empresa familiar de mediación en seguros.

Más tiempo

En la correduría han vivido la transformación digital de “una forma muy pausada y tranquila, posiblemente porque Joan Nogué, como he dicho, es un hooligan de la tecnología y ha llevado siempre la voz cantante en todos estos cambios. El efecto más positivo es que nos ha dado más tiempo a todos para desarrollar las tareas que son propias de la mediación con más tranquilidad y con un abanico de tiempo más relajado, dentro de lo que cabe”.

¿Te resulta interesante? Compártela: