Inicio | Financial & Specialty Markets | Ante un mundo cada vez más complejo, necesidad de soluciones especializadas y globales
Natalio Carcía QBE
Descubre Financial & Specialty Markets, 

Ante un mundo cada vez más complejo, necesidad de soluciones especializadas y globales

Natalio García Vicente, Director de Construcción y Ramos Técnicos de QBE España
BDSDescubre

Una de las características que más me llama la atención cuando me sitúo desde la perspectiva de espectador y observador de la manera en la que evoluciona la sociedad, es la constante aparición de nuevos riesgos y que normalmente tienen una implantación global.

Además, la frecuencia con la que aparecen estos nuevos riesgos se ha incrementado considerablemente en los últimos años, y al hacerlo de manera global la consecuencia directa es que las exposiciones a los mismos hayan aumentado de manera exponencial.

Muchos recordaremos el efecto 2000 y lo hacemos ahora como algo anecdótico del pasado, pero para mí fue un antes y un después sobre la perspectiva que yo tenía de los riesgos hasta ese momento.

Vemos también nuevos riesgos que afectan de manera generalizada a todos los sectores como la terrible pandemia que estamos sufriendo, el cambio climático que, con independencia de la eterna discusión sobre las causas del mismo, éste es una realidad, así como los importantes cambios sociales que siempre han existido, pero parece que ahora se ha acelerado el ritmo con el que éstos se producen.

Al mismo tiempo estos nuevos riesgos son de gran complejidad por lo que requieren de un grado de especialización importante para poder analizarlos y así poder valorarlos

Aquí rompería una enorme lanza por los gerentes de riesgos que se enfrentan diariamente a grandes retos y además con requerimientos multidisciplinares.

Paralelamente, y ya dentro de un determinado sector como es el de la Construcción Industrial en su sentido más amplio (proyectos y montajes industriales, fabricantes de elementos constructivos, ingenierías, concesionarias), vemos a diario una evolución también hacia la complejidad y sofisticación de este sector.

Por un lado, la evolución que estamos viendo en los diseños motivados entre otras cosas por el ahorro de costes, por la utilización de nuevas técnicas y materiales, la necesidad de innovación estética, funcional, así como la última tendencia por la necesidad de vender sostenibilidad, eficiencia energética y reducción de la huella de carbono, etc.

Por otra parte, la aparición de nuevos materiales, unos que aportan menos riesgo, mejoran la eficiencia y hacen los proyectos más económicos y otros que agravan la exposición desde el punto de vista asegurador como es el caso de aislantes combustibles. Sólo unos pocos ejemplos de estos nuevos materiales son las tejas sintéticas, ladrillos ecológicos, cementos luminiscentes, maderas laminadas y transparentes, hormigón traslúcido, nanomateriales, metamateriales, biométricos, y un largo etc.

Por no hablar de la aparición también de nuevos métodos constructivos como la nueva construcción modular, Impresión en 3D o los sistemas drywalls.

Por último, las nuevas tecnologías aplicadas a la gestión de proyectos, como el Building Information Modelling (BIM), las cuales generan también nuevas exposiciones a nuevos riesgos como es el caso de los cyber riesgos y al mismo tiempo obliga a garantizar que los distintos intervinientes cuentan con los mismos standards de seguridad con los que cuenta el Project manager o el contratista principal.

Por todo lo anterior el sector asegurador está obligado a adaptarse rápidamente a las circunstancias. Muchas Compañías dicen que han puesto en el centro de su negocio al cliente.

Esto es una realidad, pero aún echo de menos ver en el mercado ofertas globales y especializadas.

Creo que para garantizar que las necesidades de los asegurados estén plenamente cubiertas es muy importante que la oferta que ofrecen las compañías esté específicamente diseñada para el segmento y sector de que se trate, que esté en manos de un equipo especializado en cada línea de negocio y en particular en un sector como el de la Construcción. La oferta por otro lado debe ir más allá del contrato de seguro, alcanzando además unos compromisos de servicio en las distintas áreas como suscripción, operaciones, siniestros y ayuda a la prevención.

Autor: