Inicio | Noticias | Allianz advierte del riesgo que supone el cierre temporal de plantas e instalaciones
Allianz advierte del riesgo que supone el cierre temporal de plantas e instalaciones
Noticia, 

Allianz advierte del riesgo que supone el cierre temporal de plantas e instalaciones

Internacional

Son muchas las empresas que, con escasa antelación, han tenido que cerrar temporalmente sus instalaciones tras la instauración del estado de alarma. Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) advierte de que  la ausencia de medidas adecuadas y la negligencia al cerrar inmuebles e instalaciones productivas genera riesgos para las empresas.

“Las fábricas y oficinas cerradas no están en modo alguno protegidas contra incendios y otros riesgos; de hecho, estos riesgos pueden verse exacerbados cuando las instalaciones están inactivas o prácticamente desocupadas”, destacan los expertos de la compañía.

La asguradora ha creado el documento ‘Coronavirus: consejos para las empresas obligadas a cerrar temporalmente sus instalaciones’, que resume las medidas generales de seguridad y prevención para contribuir a evitar daños patrimoniales. Entre ellas figura la comprobación periódica de los sistemas contra incendios y el almacenamiento seguro de líquidos y materiales inflamables.

Como respuesta a esta situación, AGCS asesora sobre tecnologías de supervisión remota como ‘MirrorME’ que permiten visualizar inmuebles y elementos de seguridad mediante fotografías y grabaciones de vídeo así como realizar evaluaciones de riesgos.

“Ya hemos observado que numerosos siniestros se producen durante las vacaciones o los fines de semana, cuando la mayoría de los empleados están fuera de las instalaciones”, afirma Nicolas Lochet, consultor de riesgos para la Región Mediterránea. “Los cierres productivos y operativos actualmente provocados por la pandemia de coronavirus también pueden incrementar el riesgo para las empresas”, apunta.

Consejos de seguridad

Entre los sectores más afectados figuran los fabricantes y proveedores de automóviles, las aerolíneas, los operadores aeroportuarios, las empresas de ingeniería mecánica y construcción de plantas, el sector hotelero y otras muchas empresas, tanto grandes como pequeñas, manufactureras y de servicios.

A ser posible, deben mantenerse las inspecciones y pruebas periódicas de los sistemas de protección contra incendios, ya que así pueden reducirse en gran medida los efectos de un incendio. Según un análisis de pérdidas en el sector asegurador realizado por la propia compañía, los incendios representan casi un cuarto (24 %) del valor de las eventualidades aseguradas en seguros industriales durante un periodo de cinco años. Los incendios han supuesto para las aseguradoras pérdidas por importe de 14.000 millones de euros y en torno a 9.500 reclamaciones.

Además, debe reducirse, tanto como sea posible, la presencia de materiales altamente inflamables, como materias primas y productos acabados, embalajes, palés, residuos y líquidos inflamables en las instalaciones cerradas. Cuando no sea posible, debe mantenerse una distancia mínima de seguridad de 1,5 metros entre los equipos eléctricos y los demás materiales.

Otra medida que cabe considerar es que las empresas desmantelen todos los procesos y equipos peligrosos, incluidas las conducciones de líquidos y gases inflamables. También debería cerrarse el suministro eléctrico de las instalaciones, excepto cuando sea necesario para el funcionamiento de alarmas y sistemas contraincendios, entre otros.