Las inversiones que realizan de las compañías de seguros en las actualizaciones tecnológicas ayudarán a que sigan siendo relevantes y se beneficien financieramente a largo plazo.