Inicio | Noticias | 9 de cada 10 compañías en España ya tienen al menos una mujer directiva en sus equipos
9 de cada 10 compañías en España ya tienen al menos una mujer directiva en sus equipos
Noticia, 
Informe Grant Thornton

9 de cada 10 compañías en España ya tienen al menos una mujer directiva en sus equipos

España se afianza así en el top 10 mundial en materia de igualdad efectiva entre hombres y mujeres, por delante de países como Alemania (30%), Estados Unidos (28%) o Francia (28%)
Entorno

Las empresas españolas avanzan en la diversidad de género en sus puestos de dirección. Esto se ve reflejado en cambo de tendencia que demuestran las cifras: En un año el número de mujeres que ocupan cargos de responsabilidad directiva aumenta cuatro puntos y se sitúa en el 34%. Este avance constituye la cifra más alta de los últimos 16 años analizados y posiciona a las empresas nacionales de entre 50 y 500 empleados, cotizadas y no cotizadas, por encima del dato de la Unión Europea (30%) y del global (29%) de 32 países analizados.

Así lo revela la última edición del informe “Women In Business” que realiza la consultora internacional de servicios profesionales Grant Thornton a partir de casi 5.000 entrevistas y encuestas realizadas a altos ejecutivos de todo el mundo, 400 de ellas en nuestro país. En el cómputo del resto de Comunidades Autónomas, Madrid despunta con un 38%, por delante de Cataluña (32%), Galicia (31%), Andalucía (26%), País Vasco (24%) y Comunidad Valenciana (23%).

De esta forma, España se afianza así en el top 10 mundial, en materia de igualdad efectiva entre hombres y mujeres, por delante a su vez de países como Alemania (30%), Estados Unidos (28%) o Francia (28%). El avance supone continuar con una senda alcista de progreso, tras años de estancamiento y tímidas subidas, una racha que se rompió en 2019 y que vuelve a dispararse este año.

“De nuevo nuestras organizaciones toman la delantera y siguen poniendo en acción planes concretos para aumentar el liderazgo femenino en sus jerarquías. Aun así, es clave no relajarse y centrarse en consolidar culturas corporativas más diversas e inclusivas en las que la mujer se sienta segura para desarrollarse”, valora Gemma Soligó, socia de Grant Thornton.

La presencia de las mujeres en órganos de decisión es ya una característica común entre en la empresa nacional. 9 de cada 10 cuentan ya con al menos una fémina en puestos de dirección, cifra que supone un incremento de cuatro puntos respecto al año pasado. Este dato nos posiciona por encima del resto de Europa (84%) y de la media global (87%).

España, país con más mujeres CEO de Europa

Por tipología de puestos, el departamento que más directivas contrata es Recursos Humanos (36%), seguido de la Dirección Financiera (33%).  España es a su vez el primer país de Europa con más porcentaje de mujeres CEO en sus empresas, con un 25%. Esta cifra se posiciona seis puntos porcentuales por encima de la media del resto de países de la Unión Europea (19%) y a cinco del resto del mundo (20%).

Por detrás de estas posiciones, las mujeres al mando son numerosas en la dirección de operaciones (24%), marketing (21%), mientras que las direcciones tecnológicas quedan relegadas a últimos puestos, con un 14%. “Sería deseable un mayor porcentaje en direcciones relacionadas con tecnología e innovación, apostando por que la mujer curse carreras STEM. Pero es bueno ver a más mujeres en finanzas, operaciones, ventas y direcciones comerciales, puestos desde los que se puede escalar bien hacia más responsabilidad, en una compañía”, explica Isabel Perea, socia de Grant Thornton.

 

Programas y medidas 

En el estudio se analizan también las medidas que las compañías están llevando a cabo para mejorar la igualdad y equilibrio de género en sus equipos. La principal, con un 45%, es garantizar un acceso equitativo a las oportunidades de desarrollo laboral disponibles, junto con políticas de trabajo flexible (44%) y la creación de culturas corporativas inclusivas (39%).

Asimismo, otras menos conocidas pero últiles sería el desarrollo de programas de mentoring y coaching (28%) y cursos para erradicar sesgos inconscientes en el trabajo (20%). Llama la atención que la herramienta menos usada aún sea la de vincular bonus con objetivos de diversidad: solo un 18% la aplica en España.

“Todo en una empresa se mide y se relaciona a parámetros y KPI´s. ¿Por qué no hacemos lo mismo con los avances en diversidad de género? Cuando un directivo sabe que su bonus depende de mejorar ratios de diversidad, se lo tomará en serio. Así las empresas podrán ver avances más palpables y podrán además medirlos”, explica Perea.

Una cultura inclusiva impulsa que haya más directivas

Por otro lado, si se analiza los aspectos diferenciales de las empresas españolas con el resto de los países de su entorno en materia de diversidad destacan sobre todo los relacionados con la capacidad para que todos los empleados sean aceptados y considerados en la misma medida, incentivando la participación de cualquier persona. Un 76% de los directivos consultados afirma que sus equipos pueden comunicarse de forma abierta e incluso trasladar inquietudes y errores (79%) sin miedo a ser reprendidos.

Además, una gran mayoría de líderes directivos españoles (77%) dice escuchar a sus empleados cuando les proponen nuevas ideas. Por último, casi la mitad de las compañías españolas (48%) niegan que se rechace a los empleados diferentes en sus entornos laborales.

“Crear una cultura corporativa diversa e inclusiva, que otorgue seguridad a los equipos, es el paso previo para conseguir avances en diversidad de género, ya que la mujer se sentirá segura para expresar sus opiniones y se mejorarán las relaciones de confianza”, aconseja Gemma Soligó, socia de Grant Thornton.

Líderes ejemplares

Por último, desde la consultora se recuerda que uno de los aspectos también útiles en la empresa española para fomentar la inclusión es que los máximos ejecutivos se pongan al frente y lideren con ejemplo. Para conseguirlo, un 35% de los directivos consultados por Grant Thornton aseguran reconocer públicamente sus errores y un 31% defiende públicamente el valor de la diversidad ante sus empleados.

Por debajo de estas actitudes, un 29% asegura hablar periódicamente con las mujeres que trabajan en la empresa y un 28% confirma que ha tenido en cuenta todo el talento disponible, hombres y mujeres, a la hora de ocupar nuevas posiciones directivas en la empresa.