Inicio | Noticias | Así, no
Juan Manuel Blanco
Noticia, 
Tribuna

Así, no

Juan Manuel Blanco, director Editorial de INESE (@JuanMaBlancoG)
BDSMediaciónMercado

En la mañana del pasado jueves dos corredores avisaron a esta Redacción que dos conocidas entidades financieras estaban imponiendo la contratación de seguros de Vida en la concesión de los créditos ICO aprobados por el Gobierno como ayudas a autónomos y pymes con motivo del Covid-19. Minutos después, desde el Consejo General de los Colegios de Mediadores se nos adelantó que ese mismo día habría un comunicado de denuncia de la situación, como así ocurrió y fue recogido en nuestra edición del viernes.

Ese día hubo otras muchas reacciones del colectivo mediador ante la gravedad del hecho, que plasmamos en este mismo BDS, y ante la difusión masiva en redes sociales de al menos un vídeo de una autónoma afectada por el caso.

El sábado mi compañera Elena Benito me pasó un clarificador vídeo realizado por el presidente de Espabrok, Silvino Abella, al que se puede acceder pinchando aquí. Unas horas antes había trascendido la decisión de una de las entidades financieras citadas de paralizar la contratación de seguros de vida al formalizarse uno de estos préstamos ICO.

Al redactar estas líneas a esta Redacción no había llegado aún la respuesta de la DGSFP a nuestra consulta de si se iba a producir una actuación de oficio ante la gravedad de los hechos o, al menos, si iba a promover que lo hiciese la CNMC, a través del buzón de denuncias que ha habilitado. Entiendo que en su labor de velar por la imagen del mercado asegurador español, que puede verse salpicado por una actuación no permitida legalmente, lo hará en breve.

Es de esperar que lo haga también UNESPA por todos los medios a su disposición; no se entendería muy bien su apuesta divulgativa y de reivindicación social de la industria aseguradora a través de ‘Estamos Seguros’ si cuando se produce una actuación como esta no sale públicamente a reivindicar el valor del seguro y a decir claramente a la sociedad que ni ella ni ninguna de sus asociadas tiene nada que ver con este tipo de prácticas. Es decir, que desmarque claramente al Seguro de la Banca y que recuerde que lo que haga ésta mal es un problema de ella no del Seguro, que está para ayudar, no para crear problemas. No creo además que sea algo que sobre cuando uno ve a alguno de los descerebrados que luego tienen que tomar decisiones, no sea que nos salpiquen las malas prácticas de otros.

Una cuestión final que parece nadie ha caído: se deberían exigir responsabilidades concretas a las entidades financieras que han provocado el lío, es decir que digan quién o quiénes han dado estas órdenes. Si no los tienen es que la imposición de los seguros en la concesión de créditos es algo que forma parte de su proceso habitual y eso demostraría, por cierto, que las quejas permanentes de los mediadores sobre el tema y desde hace tiempo están más que fundamentadas.

Y, ojo, no lo olvidemos: es una práctica ilegal. Y para mí, en estos tiempos que vivimos, y en los que vienen (ver editorial de número de 30 de marzo de Actualidad Aseguradora) inmoral.

¿Te resulta interesante? Compártela: