Los avances tecnológicos en el sector de los seguros van más allá de la seguridad de los datos compartidos o la velocidad de los procesos. Año tras año, medios de comunicación y juzgados reportan una gran cantidad de casos de estafas al seguro: personas que se ponen de acuerdo para dar parte de falsos accidentes de tráfico, otras que exageran las lesiones sufridas para obtener un rédito económico o reclamaciones al seguro por daños producidos conduciendo en malas condiciones. Una obligada lucha contra el fraude en accidentes de tráfico.