Inverco reclamó ayer un plan de acción a largo plazo para que, al igual que en otros países, se hagan análisis técnicos y se tomen “decisiones políticas” para hacer frente a los desafíos de la longevidad y el envejecimiento progresivo. Es una cuestión, remarcó el presidente de la asociación, Ángel Martínez-Aldama, en la que el tiempo “va claramente en nuestra contra”.