Seguros y entidades de previsión social sumaron, al cierre del tercer trimestre del pasado año, un saldo de 235.561 millones de euros, lo que representan un 11,2% del total de activos financieros de las familias.