“El Puerto de Bilbao abre convocatoria para mejorar su ciberseguridad”. Este era el titular que aparecía en las principales webs especializadas en el sector de logística y transporte. La entidad portuaria, que se sitúa entre las cinco más relevantes del país, anunciaba el concurso de un contrato con un valor estimado de 198.000 euros.